La arquitectura

Vista interior de la nave en obras© RMN-Grand Palais (Musée d'Orsay) / Jim Purcell
"La estación es magnífica y parece un Palacio de Bellas Artes..." escribía el pintor Edouard Détaille en 1900. Ochenta y seis años después, su profecía se hizo realidad.

La transformación de la estación en museo fue la obra de los arquitectos del grupo ACT-Architecture, Sres. Bardon, Colboc y Philippon. Su proyecto, seleccionado entre seis proposiciones en 1979, debía respetar la arquitectura de Victor Laloux a la vez que reinterpretarla en función de su nueva vocación. Éste permitía hacer resaltar la gran nave, utilizándola como eje principal del recorrido y transformar la marquesina en entrada principal.

La sala del restaurante en obras© RMN-Grand Palais (Musée d'Orsay) / Jim Purcell
Tres niveles delinean el recorrido del museo: en la planta baja, las salas están distribuidas a ambos lados del patio central. En el nivel intermedio, las terrazas dominan el patio e introducen a las salas de exposición. El piso superior está acondicionado encima del vestíbulo que bordea el muelle y que se prolonga en la parte más alta del hotel que da a la calle de Bellechasse.

Los distintos espacios son accesibles a partir de estos tres niveles principales de exposición de obras –el pabellón anterior, los pasajes con cristales del gran tímpano oeste de la estación, el restaurante del museo (acondicionado en el antiguo comedor del hotel), el café de Hauteurs, la librería y el auditorio.

Aumentar la fuente Disminuir la fuente Enviar a un amigo Imprimir
Facebook
Google+DailymotionYouTubeTwitter