Muestras de artes gráficas

Joseph Pennell (1857-1926) y las catedrales de Francia

Sala 68

Joseph PennellLa catedral de Chartres: el deambulatorio norte© Musée d'Orsay, dist. RMN-Grand Palais / Patrice Schmidt
Joseph Pennell es un talentoso ilustrador de arquitectura, de la edad de oro de la prensa ilustrada americana. Con el crecimiento económico de los años 1890, las publicaciones de las revistas tuvieron mucho éxito, acerca de los lectores de las clases medias. Los relatos de viajes o travelogues eran particularmente apreciados. Los periódicos Harper's Monthly, Scribner's o Century Magazine publican de este modo el relato del periplo de un autor y de un ilustrador que habían enviado a recorrer el mundo.

En 1888, el director del Century Magazine de Nueva York, Richard Watson Gilder se dirige a Mariana Griswold van Rensselaer, para la redacción de varios artículos sobre las catedrales de Francia, tras un primer trabajo sobre las catedrales inglesas con Joseph Pennell. Éste último, adelantándose, lleva a cabo cuatro viajes a Francia. Dotado de su cuaderno de papel vitela de gran formato, realiza las aguadas de tinta realzadas con guache, con impactantes detalles arquitectónicos.

Cuando dona sus obras a los museos nacionales en 1908, Pennell expresa la voluntad de ofrecer a Francia un testimonio del estado de conservación de las catedrales, en un periodo en el que, en Europa, la protección del patrimonio adopta una importancia primordial, para convertirse en una misión del Estado. Sin embargo estas obras no solo constituyen “reseñas artísticas arquitectónicas e históricas” que ilustran el propósito muy didáctico de Mariana Griswold.

Imágenes recuerdos de relatos de viajes, también ofrecen una poderosa evocación de la vida local y del pintoresco de los paisajes urbanos franceses que fascinan Pennell. Sugeridos, en el primer plano, por unos cuantos trazos expresivos con tinta, fieles, campesinos, artesanos y paseantes animan estas obras. En el trasfondo el realismo de la arquitectura se debe a la precisión de los detalles, subrayados por vibrantes contrastes de luz.
Marianna Grisswold redacta cinco artículos sobre las catedrales francesas. Fue la esposa de Pennell, la periodista Elisabeth Robins Pennell la que publicó una obra ilustrada de los dibujos de su marido en 1899.

Eugène Boudin en Trouville

Sala 69

Eugène BoudinPlage à Trouville© RMN-Grand Palais (musée d'Orsay) / Michèle Bellot
Gran admirador de la costa normanda, Eugène Boudin (1824-1898) aprecia en particular Trouville. Desde su primera estancia, en 1862, y hasta su muerte, el activo pequeño puerto de pesca, le proporciona numerosos temas relacionados con las actividades portuarias y de ocio, con sus barcos, pescadores, lavanderas, escenas de mercado, junto a una gran variación atmosférica de sus cielos.

Fue sin duda una sugerencia del pintor de marinas, Eugène Isabey (1803-1886), que condujo Boudin a interesarse por los veraneantes, de esta estación balnearia imperial. Charles Baudelaire (1821-1867) incita el pintor a que se inicie en la evocación de las costumbres de sus contemporáneos. En 1864, expone Playa en Trouville en el Salón, y empieza una amplia serie de dibujos a la acuarela, cuya mayor parte se conserva en el museo de Orsay.

Aumentar la fuente Disminuir la fuente Enviar a un amigo Imprimir
Facebook
Google+DailymotionYouTubeTwitter