Marcel Kammerer
Gran Hotel Wiesler en Graz

Gran Hotel Wiesler en Graz, Austria; sala de baile
Marcel Kammerer (1878-1969)
Gran Hotel Wiesler en Graz, Austria; sala de baile
1909
Lápiz, pluma y tinta, acuarela y guache sobre papel calco
Alt. 37,8; Anch. 31,2 cm.
© DR - RMN-Grand Palais (Musée d'Orsay) / Hervé Lewandowski

Grand hôtel Wiesler à Graz (Autriche), salle des fêtes [Gran Hotel Wiesler en Graz, Austria; sala de baile]


Este dibujo representa la entrada del salón de recepciones – o sala de baile – del gran hotel Wiesler en Graz, Austria, acondicionado en dos veces por el arquitecto decorador Marcel Kammerer. Alumno y más tarde colaborador de Otto Wagner, artista vienés que originó el movimiento secesionista, Kammerer también recibió una formación de pintor y se conoce principalmente por sus numerosas publicaciones de dibujos. El hotel Wiesler fue acondicionado en 1903-1904 en un edificio Renacimiento, y luego ampliado en los años 1906-1909. Para Kammerer, el segundo encargo fue la ocasión de crear un conjunto coherente, diseñando la decoración interior, así como el conjunto del mobiliario del hotel. No obstante, el estilo del arquitecto ya había evolucionado desde el encargo de 1903. Dejaba de lado la fantasía y la linealidad del Art Nouveau, para orientarse hacia un lenguaje decorativo más depurado y estilizado. Debían combinarse poética y funcionalidad. De este modo, la decoración de esta sala se compone de placas de mármol que forman un zócalo, interrumpido por rejas cuadriculadas que esconden el sistema de calefacción. Por encima, grandes paneles rectangulares de tejido que componen entrepaños, alternando con bandas decorativas verticales. Los motivos son geométricos y sobrios, siendo a la vez repetitivos. Los de los paneles se repetirán en los asientos, como podemos observarlo en las fotografías de la época. Las únicas curvas son las de las lámparas que se destacan de un techo de casetones, y de la mujer: la que sujeta el pómulo de la puerta de entrada, vestida con un elegante vestido largo, con rosas en la mano que también se encuentran en los pendientes, y aquella de la decoración en relieve que adivinamos en la parte izquierda, una Venus que emerge de una concha, en medio de los oleajes.




Aumentar la fuente Disminuir la fuente Enviar a un amigo Imprimir
Facebook
Google+DailymotionYouTubeTwitter