Léon Bonnenfant
Proyecto para la Exposición Universal de 1900, vista general

Proyecto para la Exposición Universal de 1900, vista general
Léon Bonnenfant (1847-1938)
Proyecto para la Exposición Universal de 1900, vista general
Entre 1894 y 1900
Lápiz, acuarela y tinta roja, papel silueteado y colado sobre cartón
Alt. 44; Anch. 80 cm
© RMN-Grand Palais (Musée d'Orsay) / Hervé Lewandowski


Proyecto para la Exposición Universal de 1900, vista general
Proyecto para la Exposición Universal de 1900, vista general (detalle)

Projet pour l'Exposition Universelle de 1900, vue générale [Proyecto para la Exposición Universal de 1900, vista general]


El concurso sobre las disposiciones generales de la Exposición Universal de de 1900, fue lanzado en agosto de 1894. Tres zonas están principalmente concernidas: la primera se compone del Champ de Mars (donde se encuentra la Torre Eiffel) y del Trocadéro; la segunda reúne la Explanada de los Inválidos y el Palacio de la Industria (entonces situado en el emplazamiento actual del Pequeño y Gran Palais); por fin, el muelle de Orsay acaba vinculando ambos conjuntos. Los competidores tienen la libertad de conservar, modificar o derruir los monumentos situados en el perímetro de la Exposición. Solo el Palacio del Trocadéro debe ser conservado. Ciento ocho proyectos fueron depositados y el vencedor fue Charles Girault.

El proyecto de Bonnenfant elige substituir la Torre Eiffel por un edificio heterogéneo. Éste se compone de una amplia base cuadrada con arcadas. Las pequeñas cúpulas, que coronan cada ángulo, recuerdan las construcciones orientales islámicas. Por encima, se sitúa un monumento parecido al Panteón: una base cuadrada sobrealzada por una rotonda, coronada por una cúpula, prolongada por una alta flecha.
En la parte trasera de este edificio, que da al Champ de Mars, elige la opción de una larga nave, con filas perpendiculares de cada lado. Pero el jurado se inquieta del riesgo de monotonía e imagina ya al público perdiéndose por este paseo interior. En el segundo dibujo, la sección del monumento pone de relieve la prevalencia del metal en la construcción. La alzada interior de la rotonda es contradictoria con este aspecto, dedicando un amplio espacio a los muros de piedra abiertos por ventanales cimbrados y luminosos, a semejanza de las basílicas.
Del lado de los Inválidos, Bonnenfant no propone nada innovador. Conserva el Palacio de la Industria e instala un puente en el eje de los Inválidos, que se tropieza directamente con el ala lateral del Palacio.

Como en los proyectos de Jean-Camille Formigé, para la Exposición de 1900, también conservados en el museo de Orsay, este dibujo demuestra la complejidad del tema y las dificultades a las que se enfrentaron los arquitectos, para lograr un proyecto coherente y a su vez nuevo.




Aumentar la fuente Disminuir la fuente Enviar a un amigo Imprimir
Facebook
Google+DailymotionYouTubeTwitter