Pierre Bossan
Proyecto para la catedral Saint John the Divine de Nueva York

Proyecto para la catedral Saint John the Divine de Nueva York
Pierre Bossan (1814-1888)
Proyecto para la catedral Saint John the Divine de Nueva York
1888
Piedra negra y realces de blanco sobre papel calco
Alt. 19,5; Anch. 28,5 cm
© Musée d'Orsay, dist. RMN-Grand Palais / Patrice Schmidt

Projet pour la cathédrale Saint John the Divine à New York [Proyecto para la catedral Saint John the Divine de Nueva York]


El concurso para la catedral Saint John the Divine de Nueva York fue anunciado en Francia en la Semaine des constructeurs en julio de 1888. De modo que Bossan idea este proyecto poco antes de su muerte, ya que fallece al final de este mismo mes. Fue el motivo por el que este dibujo no forma parte de los trabajos recibidos por el jurado del concurso, que al final seleccionará a la firma Heins and Lafarge.

Este proyecto está envuelto por el vocabulario arquitectónico muy personal de Bossan. La parte central de la alzada se aproxima a la fachada de Notre-Dame de Fourvière de Lyon (1872-1884), su más famosa realización. La cúpula y el tambor recuerdan aquellos que se encuentran en el crucero del transepto y de la nave de la iglesia de La Louvesc (Ardèche) y de la iglesia de Ars (en la actualidad Ars-sur-Formans en el departamento del Ain). Los detalles ornamentales (palmas, cruces, soportales), traicionan la influencia de su maestro Henri Labrouste. Bossan mezcla en ellos referencias a la Antigüedad griega y reminiscencias medievales, asociaciones características de su vocabulario decorativo.

El desarrollo de las masas, rompe, sin embargo, con las demás realizaciones del arquitecto. El motivo fue sin duda el programa impuesto, ya que los administradores del proyecto querían rivalizar con la imponente catedral católica Saint Patrick, edificada en Nueva York poco antes, en un estilo neogótico. Para Bossan, cuyo fervor católico está lleno de espiritualidad mística, el reto consiste en proponer un proyecto que reúna al conjunto de la comunidad cristiana, a semejanza de su arquitectura en la que pretende conciliar los grandes principios de la arquitectura antigua con aquellos de la arquitectura medieval. Fue sin duda el motivo por el que concibe una amplia cúpula para cubrir, como en Santa Sofía de Constantinopla, el conjunto del edificio, lo que otorga una indudable monumentalidad a su proyecto.




Aumentar la fuente Disminuir la fuente Enviar a un amigo Imprimir
Facebook
Google+DailymotionYouTubeTwitter