Raoul Larche
Araña

Araña
Raoul Larche (1860-1912)
Araña
Hacia 1900
Bronce dorado y alabastro
Alt. 60; Diam. 55,5 cm.
© Musée d'Orsay, dist. RMN-Grand Palais / Patrice Schmidt


Araña
Araña
Araña
Araña
Araña
Araña
Araña
Araña

Lustre [Araña]


Tras unos comienzos más bien clásicos, Raoul Larche fue el escultor Art Nouveau por excelencia gracias al poder evocador de una sola de sus numerosas obras: la lámpara de 1901, inspirada por la bailarina Loïe Fuller (representada en tres modelos).
En el ámbito de los objetos de arte, Larche imagina piezas de centro de mesa, tinteros y copas de decoración que tienen un éxito considerable, debido a la aparente facilidad que muestran. En efecto, el genio de Larche no parece nunca condicionado, difundiendo sus motivos y sus figuras femeninas con facilidad. Es cierto que el artista asegura, de un cierto modo, la transición entre el arte académico y la imaginación más audaz, y más desenfrenada también, del Art Nouveau.

El tema de la iluminación doméstica parece haber interesado particularmente a Larche que realizó varios modelos de lámparas para la casa Siot-Décauville: lámpara El Relámpago con una luz, lámpara Los Trigos con cuatro luces, etc. Es en este contexto en el que se debe incluir esta araña, modelo de extraña originalidad, tanto por su tamaño como por su composición.
Como echándose a volar hacia las nubes, dos figuras de niños mariposa de alegre rostro forman el cuerpo de la varilla central. Del torbellino del que emergen está suspendido el globo aplastado de la araña tallado en un bloque de alabastro de buena proporción.
Comparada con la lamparería contemporánea, la de un Paul Brindeau de Jarny o de un Emile Robert, tan solo podemos sentir fascinación por el atrevimiento formal y técnico que demuestra Raoul Larche en esta atormentada y sensual araña.




Aumentar la fuente Disminuir la fuente Enviar a un amigo Imprimir
Facebook
Google+DailymotionYouTubeTwitter