Christofle & Cie
Bombonera

Caja decorada con hojas de loto, también llamada Bombonera
Christofle & Cie
Caja decorada con hojas de loto, también llamada Bombonera
Entre 1910 y 1913
Cobre torneado, decoración patinada, grabada al ácido y dorada, interior dorado
Alt. 5,8; Anch. 9,7 cm
© RMN-Grand Palais (Musée d'Orsay) / Hervé Lewandowski


Caja decorada con hojas de loto, también llamada Bombonera
Caja decorada con hojas de loto, también llamada Bombonera
Caja decorada con hojas de loto, también llamada Bombonera
Caja decorada con hojas de loto, también llamada Bombonera

Boîte à décor de feuilles de lotus dit aussi Bonbonnière [Caja decorada con hojas de loto, también llamada Bombonera]


Si el renombre de la casa Christofle estuvo basado desde su creación en la orfebrería, la latonería constituye una faceta menos conocida de su actividad. Christofle desarrolla su producción de objetos de cobre, sobre todo durante la Primera Guerra mundial, cuando la fábrica, dedicándose al esfuerzo de guerra, detuvo el trabajo de los metales preciosos. Parece ser, sin embargo, que esta bombonera sea anterior a 1914 y deba incluirse entre los primeros ensayos de la empresa en esta técnica, puesta de nuevo de moda a comienzos de los años 1910 por Jean Dunand. Se apuntaría pues en la renovación del trabajo de las materias no preciosas que tuvo lugar de finales del siglo XIX a comienzos del XX.

Última manifestación del japonismo, la forma del objeto reutiliza la de las cajas de laca japonesas destinadas al te en polvo. Pero el motivo de flores de loto prolonga el linaje del Art Nouveau y su tratamiento, altamente estilizado, está en cuanto a él en armonía con las líneas simples y fuertes que dibujan, desde 1908-1910, decoradores como Paul Follot o Léon Jallot. Este estilo se desarrollará después de la guerra durante el periodo llamado Art deco. Por fin, el decorado ámbar oscuro, patinado mediante oxidación para imitar la laca, tiene un ligero relieve, el fondo habiéndose limpiado con ácido y dorado.
Pese a que este trabajo del metal se apunte en la continuidad de las investigaciones sobre los efectos de patina o de materia, comenzadas a partir de 1867 por Henri Bouilhet, director de la casa Christofle, ya no son la técnica japonesa del mokume, o del damasquinado que se desean copiar, sino más bien las maderas exóticas con vetas estriadas, como el bambú o el cocotero. No olvidemos que estamos entonces en la época en que empiezan a ser conocidas por los artistas las primeras colecciones de arte primitivo, y que el arte "negro" influencia el cubismo.




Aumentar la fuente Disminuir la fuente Enviar a un amigo Imprimir
Facebook
Google+DailymotionYouTubeTwitter