Antoni Gaudí
Consola

Consola
Antoni Gaudí (1852-1926)
Consola
Entre 1906 y 1910
Estuco dorado
Alt. 31 ;Anch. 43; P. 22 cm
© RMN-Grand Palais (Musée d'Orsay) / René-Gabriel Ojéda

Console [Consola]


Última gran obra civil de Gaudí, la Casa Milà en Barcelona es un encargo de Don Pedro Milà Camps, industrial del textil, y de su esposa Doña Rosario Segimó Artells. Con esta construcción monumental de una superficie de 1620 m², tal vez inspirada por las formaciones rocosas catalanas, Gaudí logra una arquitectura libre y orgánica. También se encarga de la decoración, en la primera planta, del apartamento personal del propietario. Pero la Señora Milà, poco sensible a las investigaciones del arquitecto se apresuró, cuando éste muere, para camuflar la decoración fija que había imaginado. Algunos elementos, como este, han sobrevivido sin embargo a estas modificaciones.

A primera vista, esta consola de yeso dorado evoca, como los balcones de la fachada, una alga marina flexible y grasa. Pero si la giramos, entonces puede revelar la Virgen envuelta en su amplio manto y sujetando al Niño. Esto indudablemente no es fortuito. Sabemos que la Casa Milà había sido diseñada a la gloria de la Virgen. Una imagen esculpida por Calos Mani (1866-1911) tenía que haberse colocado en la cima del edificio, de no haber sucedido la "semana trágica" (del 26 al 31 de julio de 1909): un movimiento de motines iniciado por los reservistas españoles, que se niegan en ir a luchar a Marruecos, y marcado por violencias anticlericales.




Aumentar la fuente Disminuir la fuente Enviar a un amigo Imprimir
Facebook
Google+DailymotionYouTubeTwitter