François Décorchemont
Copa

Copa
François Décorchemont (1880-1971)
Copa
1912
Pasta de vidrio
Alt. 13,2; Anch. 12,5 cm.
© ADAGP, Paris - RMN-Grand Palais (Musée d'Orsay) / Jean Schormans

Coupe [Copa]


Durante la primavera 1912, el vidriero François Décorchemont presenta por primera vez en el Salón de los Artistas decoradores, y más tarde en el Salón de los Artistas franceses, un conjunto de piezas – y entre ellas esta copa decorada con rosas – que testifica de una nueva vía seguida por el artista. Las superficies interiores espesas y translúcidas, potentes y luminosas de estas creaciones, contrastaban con la extremada finura de los modelos que caracterizaban sus obras vidrias desde 1903, fecha de sus comienzos.

A partir de 1909, todo y manteniendo su producción de pasta de vidrio fina, Décorchemont había emprendido la experimentación de una nueva técnica de moldeado. Con el apoyo de su padre, Louis-Emile Décorchemont (1851-1920), estatuario, colaborador de Jean-Léon Gérôme y profesor de escultura en la Escuela nacional de Artes decorativas de París, empieza a adaptar al vidrio el proceso de la fundición a la cera perdida. Paralelamente, experimenta una nueva composición de pasta vitrificada que garantiza la transparencia y la luz.

De una sensibilidad cercana de las realizaciones de Albert Dammouse, las creaciones de Décorchemont se distinguen sin embargo de éstas, por el rechazo del vaciado a partir del modelo, de los elementos naturales y por un deseo de efectos escultóricos que realzan las formas y las líneas constructivas de sus decorados. Esta nueva concepción de la ornamentación y, esta búsqueda de una materia espesa y translúcida, en una perspectiva ya no sólo decorativa, sino también constructiva, coincide con las investigaciones contemporáneas de René Lalique, cuyos avances tecnológicos a lo largo de los años 1910 se suman en la misma voluntad de renovación estética.




Aumentar la fuente Disminuir la fuente Enviar a un amigo Imprimir
Facebook
Google+DailymotionYouTubeTwitter