Caran d'Ache
Infantería dando el asalto

Infantería dando el asalto encabezada por un oficial
Caran d'Ache (1858-1909)
Infantería dando el asalto encabezada por un oficial
Entre 1886 y 1896
Silueta en zinc recortado y pintado
Alt. 33,5; Anch. 84 cm
© Musée d'Orsay, dist. RMN-Grand Palais


Infantería dando el asalto encabezada por un oficial
Granaderos desfilando encabezados por un oficial

Infanterie montant à l'assaut avec un officier en tête [Infantería dando el asalto encabezada por un oficial]


Esta placa en zinc recortado constituye un objeto improbable en las colecciones del museo de Orsay. Elemento de un teatro de sombras, estaba destinada no a ser vista directamente sino a desfilar frente a una pantalla enfocada por detrás. Su materialidad como obra se atenuaba pues en beneficio de su sombra proyectada. Hoy en día esta silueta, como las cerca de cuarenta más conservadas por el museo, ha adquirido el estatuto de obra por completo. También da testimonio de un momento particularmente prolífico de la vida artística y literaria de finales del siglo XIX.
En 1886, surge un teatro de sombras de un género nuevo, bajo la iniciativa de un joven dibujante, Henri Rivière (1864-1951). Durante diez años, este teatro se producirá en el Chat noir, establecimiento fundado por Rodolphe Salis (1851-1897), donde se reúne una generación de creadores en margen de los circuitos oficiales de reconocimiento.

La obra histórica La Epopeya, en la que se utilizaba esta placa, se encuentra en el "repertorio" del teatro de sombras a partir de sus comienzos. Esta "pantomima a gran espectáculo" reconstituye las guerras napoleónicas y el célebre heroísmo de la Gran Armada. Tuvo mucho éxito, llegando a ser la obra más representada en el Chat noir, y luego en su gira a partir de 1892. Como lo observa en aquella época el crítico Jules Lemaître, los zinc de La Epopeya son asombrosos "por la exactitud de la perspectiva observada en sus largas filas de soldados". Caran d'Ache logra de este modo dar "la ilusión del número – y del número inmenso, indefinido". Así mismo, en la tela blanca tendida que sirve de pantalla, el teatro de sombras del Chat noir resuelve la cuestión de la representación de la muchedumbre, a la que se enfrentaba el teatro real.




Aumentar la fuente Disminuir la fuente Enviar a un amigo Imprimir
Facebook
Google+DailymotionYouTubeTwitter