Gustave Serrurier-Bovy
Colgante

Colgante
Gustave Serrurier-Bovy (1858-1910)
Colgante
Entre 1905 y 1908
Bermejo, piedras semi-preciosas, sulfuro de perla y perlas barrocas
L. 11,7; l.5,8 cm.
© RMN-Grand Palais (Musée d'Orsay) / DR

Pendentif [Colgante]


Gustave Serrurier-Bovy, nacido en Lieja, es una de las figuras de mayor relevancia, junto a Paul Hankar, Victor Horta y Henry van de Velde, de la renovación de la decoración interior en Bélgica. Hasta 1901, las curvas y contracurvas de la línea "belga" constituyen el fundamento de su vocabulario arquitectónico y decorativo. Más tarde simplifica sus formas y adopta un gran ahorro de recursos técnicos.
Este colgante, testigo de esta evolución de estilo, presenta por otro lado afinidades con un parachispas en chapa y hierro forjado (museo de Orsay) procedente de la propia residencia de Serrurier, construida entre 1901 y 1904.
Sin embargo, aquí el carácter a su vez demostrativo y severo de la estructura rectilínea y compacta está temperado por la movilidad de las perlas barrocas. Esta pieza ilustra la segunda tendencia de la joya Art Nouveau, abstracta y geométrica. Se opone a la tendencia naturalista que utilizaba mucho el repertorio vegetal y la figura humana, representada por los grandes nombres de la joyería parisina.

Los pocos modelos de joyas imaginados por Serrurier han sido llevados, parece ser, solo por su familia. No han provocado ni edición ni difusión. También sucede esto con aquellas creadas por otros grandes arquitectos decoradores del Art Nouveau. Las escasas joyas diseñadas por Horta y Guimard estaban destinadas a sus esposas, aquellas de van de Velde a su mujer y a un círculo restringido de amigos. En cuanto a este colgante, fue sin duda llevado por la esposa o la hija de Serrurier-Bovy.




Aumentar la fuente Disminuir la fuente Enviar a un amigo Imprimir
Facebook
Google+DailymotionYouTubeTwitter