Worcester Royal Porcelain Co.
Bandeja, juego Bristol

Bandeja, juego Bristol
Worcester Royal Porcelain Company
Bandeja, juego Bristol
1880
Aly. 49,7; Anch. 46,6 cm
© RMN-Grand Palais (Musée d'Orsay) / DR

Plateau, service Bristol [Bandeja, juego Bristol]


El éxito de la manufactura de Worcester, que triunfa en las Exposiciones Universales de 1873, 1876 y 1878, procede en mayor parte de la personalidad del que la dirige solo a partir de 1862: Richard William Binns. La producción que desarrolla demuestra particularmente su admiración por el Oriente, mezclando fuentes persas, indias o sino-japonesas.
A partir de la Exposición de Viena en 1875, las piezas japonistas de Worcester son de las más notables. En la Exposición de Filadelfia, tres años más tarde, Binns compra numerosas cerámicas japonesas que desea utilizar como modelos.

Su afán por el arte de Japón se manifiesta obviamente en todo tipo de trasposiciones pintorescas o, como aquí, en creaciones más radicales. Esta bandeja con decoración puramente abstracta y monocroma - discos imbricados en el espíritu de los motivos publicados en la misma fecha por Thomas Cutler en su Grammar of Japanese Ornaments – ilustra perfectamente este estilo geométrico anglo-japonés alcanzado por Godwin y al que las manufacturas industriales aseguran una buena difusión entorno a 1878-1880. De un modelo poco corriente, la bandeja estaba probablemente destinada a completar un juego llamado Bristol, que incluía una tetera, una cremera, un azucarero, una jarra y seis tazas. El conjunto se podía colocar encima de un zócalo pivotante sorprendentemente divertido, apodado Lazy Susan.




Aumentar la fuente Disminuir la fuente Enviar a un amigo Imprimir
Facebook
Google+DailymotionYouTubeTwitter