Emile Gallé
Silla las tres espigas

Silla las tres espigas, salón Los campos
Emile Gallé (1816-1904)
Silla las tres espigas, salón Los campos
1898
Nogal, asiento original en piel de cabra girada
Alt. 111,5; Anch. 44,5 cm
© RMN-Grand Palais (Musée d'Orsay) / René-Gabriel Ojéda


Silla las tres espigas, salón Los campos

Chaise Les trois-épis, salon Les champs [Silla las tres espigas, salón Los campos]


"Mi raíz está en el fondo de los bosques" proclama el portal con el que Emile Gallé dota sus talleres de ebanistería, en 1897: profesión de fe ilustrada en 1900 durante de la presentación del salón Los campos en la Exposición Universal.
En noviembre del mismo año, publica un artículo dedicado al "Mobiliario contemporáneo decorado a partir de la naturaleza" en cabeza del que reproduce la banqueta y una silla de este salón, con una leyenda evocadora: "Mobiliario de salón a partir de los cereales, las amapolas, la flor de la patata, el trigo de mayo, cojines en pieles marquetadas". "Imaginemos, prosigue, que tengamos que decorar el dorso de un sofá de salón. ¿Qué nos impide que tomemos por tema los cereales y su florula [...] Si al acolchado de tejido preferimos un respaldo de madera taladrada? El recorte se puede inspirar del entramado de los tallos de trigo, adaptado a la elaboración de la madera, tal y como los dispone simétricamente la brisa o los inclina el peso de los granos maduros". Propósito tanto de botanista como de poeta. E incluso las amapolas que realzan los campos de trigo maduro también están presentes mediante estas cápsulas de adormidera, que son como la firma del mobiliario de Nancy.




Aumentar la fuente Disminuir la fuente Enviar a un amigo Imprimir
Facebook
Google+DailymotionYouTubeTwitter