Léon Spilliaert
Claro de luna y luces

Claro de luna y luces
Léon Spilliaert (1881-1946)
Claro de luna y luces
Hacia 1909
Pastel y aguada de tinta
Alt. 64; Anch. 48,5 cm.
© ADAGP - RMN-Grand Palais (Musée d'Orsay) / Hervé Lewandowski

Clair de Lune et lumières [Claro de luna y luces]


Este paisaje urbano forma parte de una serie que Spilliaert realiza hacia 1909-1910, en Ostende, ciudad balnearia del mar del Norte donde el artista ha pasado la mayor parte de su vida. Apoya aquí su composición en la columnata y las arcadas de la fachada del Kursaal (sala de fiestas). Aislada en la diga, la monumental silueta del Kursaal, obra del arquitecto francés Alban Chambon (1847-1928), dominaba el paisaje del frente marítimo. El edificio fue destruido durante la Segunda Guerra Mundial, y luego sustituido por una construcción moderna.
En su obra, Spilliaert traduce la transformación fantástica de la arquitectura de noche, y la rareza que nace de la luz artificial.

Por su dimensión cósmica y metafísica, este dibujo refleja la influencia de Van Gogh (pensamos particularmente en La noche estrellada, 1888-1889, museo de Orsay) cuya obra se difundía mucho en los ambientes simbolistas. Tanto en sus paisajes, como en sus interiores, Spilliaert da al vacío una presencia dramática, mediante efectos de perspectiva y de encuadre, que comunica también la soledad, la angustia y un cierto morbo, propio a la cultura simbolista de finales del siglo XIX y comienzos del XX.
La técnica gráfica del artista, basada en un gran ahorro de recursos y de colores – el blanco intenso de las luces se obtiene por reserva, apenas rodeada con un trazo de pastel azul o rojo – demuestra el dominio que ha alcanzado, a penas pocos años después de sus primeras obras de los primerísimos años del siglo XX.




Aumentar la fuente Disminuir la fuente Enviar a un amigo Imprimir
Facebook
Google+DailymotionYouTubeTwitter