Edouard Vuillard
Figura del dolor

Figura de dolor
Edouard Vuillard (1868-1940)
Figura de dolor
1890-1891
Pastel, trazos de carboncillo sobre papel chamois gris
Alt. 40; Anch. 17 cm
© Musée d'Orsay, dist. RMN-Grand Palais / Patrice Schmidt

Figure de douleur [Figura del dolor]


Resulta a priori tentador ver en esta figura postrada una ilustración relativa a la obra de Pierre Quillard, La chica de las manos cortadas, representada en marzo de 1891 en el escenario del Théâtre d'art de Paul Fort. La actitud de postración, el rostro escondido, las manos enrojecidas, hacen pensar en la joven que sufre las "caricias incestuosas y brutales" de su padre. Pero, según Guy Cogeval, "es impensable que Vuillard haya podido representar una escena de teatro de un modo tan literal, más todavía que nunca, en la obra de Pierre Quillard, la joven aparece desnuda". Y sugiere una figura del dolor, alejada de cualquier alusión literaria.
Sea cual fuera, este folio sugiere un clima de inquietante extrañeza. Lejos de ser un simple desnudo, esta criatura inaprensible parece llevar a cuestas el peso de alguna maldición. Nada resulta más dramático que el contraste entre esta figura postrada, que busca manifiestamente protegerse de las miradas, y el enfoque con colores estridentes, casi agresivos (azul, verde y rojo).
El enmarcado vertical, japonista y muy de cerca, añade un cierto malestar, colocándonos, a nuestro pesar, en la posición del mirón.




Aumentar la fuente Disminuir la fuente Enviar a un amigo Imprimir
Facebook
Google+DailymotionYouTubeTwitter