Edouard Manet
Irma Brunner

Retrato de Irma Brunner
Edouard Manet (1832-1883)
Retrato de Irma Brunner
Hacia 1880
Pastel sobre papel
Alt. 53,5; Anch. 44,1 cm
© RMN-Grand Palais (Musée d'Orsay) / Jean-Gilles Berizzi

Portrait d'Irma Brunner [Retrato de Irma Brunner]


Manet realiza, entre 1879 y 1882, una deslumbrante serie de retratos de mujeres al pastel. Esta técnica le ofrece un frescor en el efecto, coloridos alegres y una materia polvorienta que, más que la pintura, realzan el rostro. Las bellas personas del mundo o del "demi-monde" están encantadas de sus efigies. El artista intenta también aquí medirse con los grandes retratistas mundanos en boga por aquel entonces, como Charles Chaplin.

Manet elige hacer posar a sus amigas con sus trajes más elegantes, a menudo con un gran sombrero o una toca, delimitando de negro su pálida tez. Aunque Degas actúa en sus pasteles como un pintor de retrato clásico, no encontramos en Manet la misma voluntad de restituir la personalidad de sus modelos. Pinta con pastel a sus visitantes como flores, atento a su belleza y a su sofisticación.

Irma Brunner encarna aquí la elegancia de los años 1880 en lo que tiene de más brillante. La opción adoptada por Manet es decorativa. También hace referencia a los retratos italianos del siglo XV. Todo está contrastado y silueteado: el perfil del rostro y del peinado negro aterciopelado, la blusa rosa recortada sobre el fondo gris. El toque rojo de los labios añade una chispa acidulada a esta elegante armonía.

Reseña Manet




Aumentar la fuente Disminuir la fuente Enviar a un amigo Imprimir
Facebook
Google+DailymotionYouTubeTwitter