Paul Gauguin
Autorretrato

Autorretrato
Paul Gauguin (1848-1903)
Autorretrato
Hacia 1902-1903
Mina de plomo
Alt. 15; Anch. 10 cm
© RMN-Grand Palais (Musée d'Orsay) / Michèle Bellot


Jarrón antropomorfo

Autoportrait [Autorretrato]


El 2 de septiembre de1903 se celebra en Papeete, en la plaza del rey Alberto, frente a la residencia del gobernador, la segunda venta póstuma de los enseres de Paul Gauguin, fallecido en las islas Marquesas, el 8 de mayo de 1903. Victor Segalen, un joven médico de la Marina, aficionado al arte, se encuentra entonces de misión allí. Aunque jamás ha conocido a Gauguin, ha oído sin embargo hablar del artista, en la esfera de los simbolistas franceses y por uno de sus colegas de Brest, el doctor Gouzer, quien posee obras de Gauguin. La reciente muerte del pintor afecta poco a la gente biempensante de Papeete, que le consideraba como un hombre decadente, provocador y descarriado. Esta memorable venta se desarrolla entonces en un desorden homérico del que Victor Segalen nos ha dejado un testimonio. Éste compra todo lo que su escaso sueldo le permite adquirir, es decir veinticuatro lotes, incluido este Autorretrato al lápiz, que se mantendrá en la familia del médico hasta su adquisición por el museo de Orsay, en 1992.

Este folio, particularmente emocionante, constituye tal vez uno de los últimos autorretratos de Gauguin. Su fecha exacta sigue siendo difícil de determinar, pero la pose agotada de este busto, plegado sobre sí mismo, y la expresión de intenso cansancio de esta figura, con los ojos medio cerrados, hacen inclinar por una datación tardía. Observamos que, lejos de ponerse en escena como acostumbraba hacerlo, en sus autorretratos, aquí Gauguin se ha representado sin tapujos. Con el pulgar medio introducido en la boca −como el personaje de su Jarrón antropomorfo (1889, museo de Orsay)– en una actitud de regresión, casi infantil.


Aumentar la fuente Disminuir la fuente Enviar a un amigo Imprimir
Facebook
Google+DailymotionYouTubeTwitter