Alexandre Charpentier
Boiserie de comedor

Carpintería de comedor
Alexandre Charpentier (1856-1909)
Carpintería de comedor
Entre 1900 y 1901
Caoba, roble, álamo, bronce dorado, gres esmaltado
Alt. 346; Anch. 621 cm.
© RMN-Grand Palais (Musée d'Orsay) / Hervé Levandowski


Carpintería de comedor
Carpintería de comedor
Carpintería de comedor
Carpintería de comedor
Carpintería de comedor
Carpintería de comedor
Carpintería de comedor
Carpintería de comedor
Carpintería de comedor
Carpintería de comedor
Carpintería de comedor

Boiserie de salle à manger [Boiserie de comedor]


Este conjunto de mobiliario se mantuvo relativamente mal conocido, hasta que fuera desmontado y comprado para el futuro museo de Orsay en 1977. Ya que nunca había sido mostrado hasta la fecha al público. Se trata de la única decoración conservada de Charpentier.
Fue Adrien Bénard (1846-1912) quien la encargó para el comedor de su villa de Champrosay (Essonne). Este mecenas era uno de los mecenas de los artistas del movimiento Art Nouveau. Así mismo, bajo su presidencia, la Compagnie du métropolitain, eligió a Hector Guimard para realizar las entradas de la red subterránea.

En 1900, Charpentier ya había realizado varios acondicionamientos interiores. Pero fue en Champrosay donde se mostró más innovador. A pesar de la condicionante de dos columnas que sostienen una viga, rodea con habilidad el obstáculo, para crear un motivo decorativo "imprevisto y nuevo" (L'Illustration). Transforma las columnas en pilares cubiertos de madera de los que surge un gran arco rebajado que parece sostener la viga central.
En este comedor de campo, solo figuran elementos vegetales. Cada panel está esculpido con un motivo diferente - enredaderas de campanillas, rosales, frambuesos, garbanceros, alubiares - cuya ligereza responde a la fluidez de poderosas curvas de las estructuras.
De los bronces de mobiliario que, mediante sus toques de oro, hacen vibrar el rojo de la caoba, solo quedan los tiradores de las puertas y las asas de los cajones que reproducen bayas de grosellas espinosas. Las placas de protección de las puertas han desaparecido.
En cuanto a la gran jardinera del ceramista Alexandre Bigot, se integra perfectamente en el dibujo general, gracias a sus líneas ondulantes y a su color verde-gris pálido, sutilmente a juego con el rojo oscuro de la caoba. En sus follajes, se disimulan dos cabecitas de niños risueños, uno de los temas favoritos de Charpentier.

Concluyamos con el autor anónimo de L'Illustration: "[…] todo lleva una marca original y personal; no hay nada presente que no haya sido ejecutado especialmente en vistas de su destino preciso, de su apropiación exacta. Asimismo, el efecto de conjunto es extrañamente sorprendente. Bellas proporciones, una loable preocupación por la sencillez y la lógica, en la elección de los motivos decorativos y situados dónde deben estar, son sus principales cualidades […]. El comedor del Sr. Bénard merece ser considerado como una de las producciones decorativas más logradas de la estatuaria de Alexandre Charpentier".


Aumentar la fuente Disminuir la fuente Enviar a un amigo Imprimir
Facebook
Google+DailymotionYouTubeTwitter