Victor Ségoffin
Danza sacra

Danza sacra
Victor Ségoffin (1867-1925)
Danza sacra
1905
Estatua en mármol
Alt. 250; Anch. 140; P. 80 cm.
© RMN-Grand Palais (Musée d'Orsay) / Jean Schormans

Danse sacrée [Danza sacra]


La violencia del movimiento se une, en la Danza sacra de Victor Ségoffin, a una construcción a su vez simple, casi hasta el exceso. La figura alineada a lo largo de una diagonal sin ninguna flexibilidad, subrayada todavía por la curva de la estola; la expresión arisca del rostro evoca cualquier civilización primitiva, el ritmo y la escansión de la danza, encuentran como una especie de equivalente esculpido. El mismo mármol parece talado nerviosamente, y graba como tempestuosas olas las agitaciones de la tela.

La obra es ejemplar de la vía elegida por Ségoffin, que reúne en una vigorosa combinación, la tradición de la composición y un tratamiento virtuoso y golpeado del mármol, inspirado de la modernidad. Traza una interpretación muy barroca del movimiento, que distiende los cuerpos o los contracta hasta dejarlos tiesos, y debe sin duda mucho a la gestualidad del teatro y del drama.

Esta vena creadora se desarrolla precisamente con la Danza sacra, concebida en 1903 para el Palacio del Eliseo, con su otra vertiente, la Danza profana. Este generoso y amplio estilo le proporcionó prestigiosos pedidos para el Panteón o el jardín del Luxemburgo.


Aumentar la fuente Disminuir la fuente Enviar a un amigo Imprimir
Facebook
Google+DailymotionYouTubeTwitter