Vincent van Gogh
El restaurante de la Sirena

Restaurante de la Sirène en Asnières
Vincent van Gogh (1853-1890)
Restaurante de la Sirène en Asnières
1887
Óleo sobre lienzo
Alt. 54,5; Anch. 65,5 cm.
© RMN-Grand Palais (Musée d'Orsay) / Gérard Blot

Le restaurant de la Sirène à Asnières [El restaurante de la Sirena en Asnières]


Durante su estancia parisina, entre marzo de 1886 y febrero de 1888, Van Gogh vive con su hermano Théo en la parte norte de la ciudad: calle de Laval primero, y luego calle Lepic a partir de junio de 1886. A la diferencia de algunos impresionistas que, durante el verano, pueden pagarse el precio incluso módico de un viaje al campo, Vincent, tanto por elección como por necesidad, busca más bien lugares a proximidad de donde vive. Como aquí en el caso de Asnières, ciudad situada a orillas del Sena, no muy lejos de las fortificaciones de París. Aquí pinta y dibuja varias vistas de puentes incluida esta del restaurante de la Sirena.

Estilo y tema han tenido precedentes impresionistas, sin embargo el cuadro se aleja de ellos poco a poco. Refleja más la apariencia exterior de los edificios que los alegres festejos de los que constituían el marco. Los impresionistas, sobre todo Renoir, han representado a menudo restaurantes, pero privilegiando el ambiente interior.
En El restaurante de la Sirena, Van Gogh multiplica los toques de blanco, todo y utilizando completamente la riqueza de su paleta. El pintor Emile Bernard aludía sin duda una representación del restaurante de la Sirena cuando cuenta a Vollard que la producción parisina de Van Gogh incluye "pimpantes restaurantes con toldos multicolores, con adelfas". Pese a que este cuadro se encuentre entre las pinturas de Van Gogh más cercanas del impresionismo, multiplica las rayas paralelas, dejando casi presentir un estilo más personal que pronto alcanzará su plenitud.


Aumentar la fuente Disminuir la fuente Enviar a un amigo Imprimir
Facebook
Google+DailymotionYouTubeTwitter