Jean-Léon Gérôme
Gérôme ejecutando los Gladiadores

Gérôme ejecutando los Gladiadores, Monumento a Gérôme
Jean-Léon Gérôme (1824-1904), Aimé Morot (1850-1913)
Gérôme ejecutando los Gladiadores, Monumento a Gérôme
Entre 1878 y 1909
Grupo de bronce
Alt. 360; Anch. 182; P. 170 cm.
© RMN-Grand Palais (Musée d'Orsay) / Christian Jean

Gérôme exécutant les Gladiateurs, Monument à Gérôme [Gérôme ejecutando los Gladiadores, Monumento a Gérôme]


El extremado afán por lo real y la verdad histórica se encuentra de nuevo en el sorprendente grupo de los Gladiadores. Esta primera escultura del pintor Gérôme, que durante tiempo se consideró perdida, fue utilizada por su yerno, Aimé Morot, él también pintor y escultor, con el fin de homenajear a Gérôme: Lo ha representado precisamente esculpiendo los Gladiadores, incluyendo de este modo el grupo original en su propia composición. El conjunto fue erigido en 1909 como monumento conmemorativo en los jardines del Louvre.

El retrato de Gérôme evoca de manera realista las condiciones laborales del artista: la bata, las herramientas que sujeta, la mirada sorprendida que parece hechar al espectador, todo está aquí para dar a pensar que está interrumpido y fijado en el instante, a la manera de una fotografía. En cuanto a los gladiadores, un mirmillo con casco y un retiarius con su red, realizados por Gérôme en 1878, son la puesta en volumen en tamaño real de ambos protagonistas de una escena que había pintado seis años antes. Gérôme era famoso por sus gustos neogriegos y por el orientalismo. Preocupado por la precisión arqueológica, había hecho traer de Nápoles el molde del atuendo de los antiguos gladiadores y había hecho ejecutar con mucho gasto, lo que iba a vestir su modelo parisino.


Aumentar la fuente Disminuir la fuente Enviar a un amigo Imprimir
Facebook
Google+DailymotionYouTubeTwitter