Fernand Khnopff
Retrato de Marie Monnom

Retrato de Marie Monnom
Fernand Khnopff (1858-1921)
Retrato de Marie Monnom
1887
Óleo sobre lienzo
Alt. 49,5; Anch. 50 cm.
© RMN-Grand Palais (Musée d'Orsay) / Hervé Lewandowski

Portrait de Marie Monnom [Retrato de Marie Monnom]


Fernand Khnopff realiza en 1887 este retrato de Marie Monnom, hija de un editor de Bruselas. Éste publica la revista L'Art moderne, órgano de la vanguardia belga, pero también la monografía que escribe Emile Verhaeren sobre el pintor, el mismo año. Es la primera vez que el artista, que hasta la fecha tan sólo había representado a niños y a su madre, una mujer de edad madura, realiza el retrato de una mujer joven. El 16 de septiembre de 1889, Marie Monnom se casaría con el pintor Théo Van Rysselberghe, amigo íntimo de Khnopff.

La composición, el modelo estando retratado en el taller del pintor, sentado de perfil en una butaca, evoca el famoso retrato que James Whisler realizó de su madre durante el verano de 1871 (éste también conservado en el museo de Orsay). Encontramos aquí elementos comunes a varios retratos de mujer, pintados por Khnopff: el círculo dorado presente en el muro arriba en la izquierda, los guantes que lleva Marie, el enfoque que corta los pies del sujeto, obligándolo a la inmovilidad. Nada trasparece de la personalidad del modelo que no mira al espectador y cuyo rostro, pese a estar en la luz, no muestra ninguna expresión. La interioridad en la que está inmersa la joven se destaca en plano formal por el juego de las líneas verticales de los muros, de la cortina y de la puerta que subrayan la postura hierática del cuerpo. También se sugiere, con el disco de oro, cuya forma simboliza no sólo el infinito, la perfección, sino obviamente el lugar donde el ser humano está ensimismado, para alcanzar une cierta paz interior.


Aumentar la fuente Disminuir la fuente Enviar a un amigo Imprimir
Facebook
Google+DailymotionYouTubeTwitter