Henri de Toulouse-Lautrec
Jane Avril bailando

Jane Avril bailando
Henri de Toulouse-Lautrec (1864-1901)
Jane Avril bailando
Hacia 1892
óleo sobre cartón
Alt. 85,5; Anch. 45 cm.
© RMN-Grand Palais (Musée d'Orsay) / Hervé Lewandowski

Jane Avril dansant [Jane Avril bailando]


Como la Goulue y la payasa Cha-U-Kao, Jane Avril pertenece al mundo de la noche y del espectáculo, del que Toulouse-Lautrec se hizo el glorificador. Hija de una "semi-mundana" y de un aristócrata italiano, Jane Avril empezó a bailar en el Moulin Rouge, continuó su carrera en los Decadentes, y más tarde en el Diván Japonés, antes de triunfar en las Folies bergères. Su aspecto frágil y algo etéreo hace de ella un personaje aparte en este ambiente intérlope. En el escenario se transforma en una bailarina acrobática llena de energía y de gracia, pasando a ser, incluso para sus contemporáneos, "la encarnación de la danza".

Gracias a la fluidez de la pintura al óleo diluida con esencia de trementina, el pintor ha podido captar la elegancia de la silueta bailando y el dinámico juego de piernas. Con la potencia y el ahorro que le conocemos, Lautrec dibuja con grandes trazos lo esencial del movimiento de la bailarina y plasma del mismo modo algunos elementos del entorno en el que hace su función ella sola. En segundo plano, en la parte de cartón dejada prácticamente en blanco, se puede apreciar a dos personajes. Pese a no estar identificada la mujer del sombrero, el hombre a su izquierda es el agente artístico Warner, que sirvió de modelo para una célebre litografía, conocida como El Inglés en el Moulin Rouge.
Jane, amiga del artista hasta su muerte, será el centro de varias obras de Toulouse-Lautrec, de carteles para el Diván Japonés o el Jardín de París, en 1893, imágenes que han contribuido a la vez a la notoriedad del pintor y a la del modelo.


Aumentar la fuente Disminuir la fuente Enviar a un amigo Imprimir
Facebook
Google+DailymotionYouTubeTwitter