Claude Monet
La urraca

La urraca
Claude Monet (1840-1926)
La urraca
Entre 1868 y 1869
Óleo sobre lienzo
Alt. 89; Anch. 130 cm.
© RMN-Grand Palais (Musée d'Orsay) / Hervé Lewandowski

La Pie [La urraca]


A fines de los años 1860, Monet empieza a extender a todos los estados transitorios, véase fugitivos, de la naturaleza, la necesidad de captar la sensación, de expresar "el efecto". Arrastrando con el a Pissarro, Renoir y Sisley, Monet reanuda con el reto del paisaje bajo la nieve, que Courbet había revisitado de reciente fecha, con amplitud y éxito. Calmando el lirismo de este último, Monet prefiere al mundo del bosque y de la caza la frágil nota de una urraca colocada encima de un portal, como sobre un pentagrama musical. Sol y sombra construyen el cuadro y traducen la intangible materia, media sólida media líquida. El paisaje impresionista había nacido, cinco años antes de la primera exposición oficial y el bautismo del movimiento.
La representación de este rincón de campo de la región de Etretat, realizada a partir del motivo, nos da a ver tonos claros y luminosos, muy inusuales, lo que subraya el crítico Félix Fénéon: "[El público] acostumbrado a las salsas alquitranadas que cuecen los chefs de las escuelas y de las academias, la pintura clara lo dejaba pasmado". La novedad y el atrevimiento de la opción de Monet, más preocupado por la percepción que por la descripción, explica el rechazo del cuadro por el jurado del Salón de 1869.


Aumentar la fuente Disminuir la fuente Enviar a un amigo Imprimir
Facebook
Google+DailymotionYouTubeTwitter