Félix Nadar
Pierrot fotógrafo

Pierrot Fotógrafo también llamado El mimo Deburau
Félix Nadar (1820-1910), Adrien Tournachon (1825-1903)
Pierrot Fotógrafo también llamado El mimo Deburau
1854
Revelado en papel salado
Alt. 28,6; Anch. 21 cm.
© RMN-Grand Palais (Musée d'Orsay) / Hervé Lewandowski

Pierrot photographe dit aussi Le mime Deburau avec un appareil photographique [Pierrot fotógrafo o El mimo Deburau con una cámara fotográfica]


Durante el otoño de 1854 o el invierno de 1854-1855, Nadar, que ha asociado a su actividad a su joven hermano Adrien, solicita al mimo Charles Deburau (1829-1873) del teatro de los Funámbulos posar para una serie de "caras expresivas". Este es el hijo del famoso Baptiste Deburau, que sirvió de modelo para el papel interpretado por Jean-Louis Barrault en la película de Marcel Carné Los niños del Paraíso (1945).
Félix Nadar obtuvo luego, de un amigo de alto cargo, que la serie fuera mostrada en la Exposición Universal de 1855. El jurado de la Exposición otorgó una medalla de oro a este trabajo. Fue atribuida no a Félix, sino a Adrien, quien se apropió del nombre de artista de su hermano, haciéndose llamar Nadar joven. Esto provoca un pleito que Félix acaba por ganar en 1857 contra Adrien.

Este retrato de Pierrot imitando a un fotógrafo, es el primero del álbum Deburau. Inaugura, muy acertadamente, la serie destinada a promocionar el taller de Nadar. La estrella se muestra junto a una cámara que finge accionar. Su mano izquierda hace señas al modelo de no mirarlo a él, sino al objetivo. Con la mano derecha, saca un chasis de placas.
Con su largo trípode, la cámara fotográfica adopta un aspecto antropomórfico y se convierte en algo así como un extraño compañero de escenario del payaso. Y esta pareja hombre-máquina parece como el doble de Nadar atareado con su propia cámara. Podríamos imaginar que el chasis sujetado por Pierrot contiene un retrato por revelar de Nadar trabajando, a pesar de que la placa extraída por Nadar lleve la imagen que vemos aquí. Cada cual se convierte entonces en el fotógrafo y en el modelo, uno del otro. Esta confusión de identidades está dentro de la mejor tradición de la Commedia dell'arte.


Aumentar la fuente Disminuir la fuente Enviar a un amigo Imprimir
Facebook
Google+DailymotionYouTubeTwitter