Auguste Rodin
Fugit Amor

Fugit Amor
Auguste Rodin (1840-1917)
Fugit Amor
1886
Bronce
Alt. 38,8; Anch. 46 cm
© RMNRMN-Grand Palais (Musée d'Orsay) / Michèle Bellot - Jean Schormans

Fugit Amor


Este pequeño grupo figura en su origen en la Puerta del Infierno. La Puerta, encargada en 1880, es la obra central de la vida de Rodin. El escultor elige ilustrar El Infierno de Dante, poblado de condenados supliciados. Trabaja en ello durante por lo menos veinte años, sin jamás acabarlo.
Esta obra monumental, que contaba con ciento ochenta y seis figuras, es para Rodin la ocasión de crearse una "reserva" en la que inspirarse para sus futuras composiciones. Modelando algunos personajes en arcilla, el escultor hace luego vaciados en yeso, y después los transforma quitándoles miembros o injertándoles otros mediante yeso fresco. Así mismo, ampliándolos, la Puerta está al origen del Ugolin o del Pensador...
Estas técnicas de añadido, de sustracción y de multiplicación permiten pues, a Rodin, crear modelos que tuvieron un extraordinario éxito comercial.

Fugit amor está formado por dos cuerpos, un hombre y una mujer, acrobáticamente enganchados uno al otro, como arrastrados por invisibles flujos contrarios. En su origen, presente en dos lugares de la hoja derecha de la Puerta, el grupo ha tenido muy pronto una existencia independiente. A veces se ha vaciado en bronce como aquí, o tallado en el mármol. Incluso en esta dimensión perfectamente adaptada al interior de un coleccionista, la obra sigue siendo sin embargo desgarradora por su tensión emocional que simboliza la dificultad insuperable de las relaciones amorosas.




Aumentar la fuente Disminuir la fuente Enviar a un amigo Imprimir
Facebook
Google+DailymotionYouTubeTwitter