Edgar Degas
La Colegiala

La Colegiala
Edgar Degas (1834-1917)
La Colegiala
Hacia 1880
Yeso
Alt. 29,3; Anch. 12,7; P. 15,6 cm.
© Musée d'Orsay, dist. RMN-Grand Palais / Patrice Schmidt


La Colegiala

L'écolière [La Colegiala]


Cuando muere Degas, el 27 de septiembre de 1917, sus herederos confían el inventario de su taller a los famosos marchantes de arte Durand-Ruel y Vollard. El primero cuenta que se encontraron entonces "cerca de ciento cincuenta piezas esparcidas por las tres plantas [...] la mayoría estaban hechas pedazos, algunas en un estado polvoriento. Hemos puesto de lado las que pensábamos presentables, es decir unas cien." Se trata de ceras y al final solo se seleccionan ochenta de entre ellas, para ser restauradas. La Colegiala se encuentra sin duda en este inventario final bajo el título "Niñita de cera".
El 13 de mayo de 1918, un contrato para una edición en bronce de las esculturas fue firmado con los talleres Hébrard. La Colegiala no pertenece sin embargo a las fundiciones procedentes de la primera serie, mostradas en París en mayo-junio de 1921.

La estatuita no vuelve a aparecer hasta 1955, durante una exposición en Nueva York. Knoedler y Company, la galería anfitriona del evento, encarga al año siguiente veinte bronces a Nelly Hébrard. Luego éstos se multiplican, ya que Nelson Rockefeller hace reproducir uno de entre ellos en quinientos ejemplares. En cuanto a este yeso, es muy valioso porque procede de la fundición Hébrard, donde sirvió de modelo como lo demuestran numerosas marcas de piezas que han permitido realizar su moldeado.

La edad de la niña, la posición del cuerpo, recuerdan sin lugar a dudas la más famosa escultura de Degas, La Pequeña bailarina de catorce años. La espontaneidad de esta colegiala, que parece haber sido plasmada en la calle, es particularmente graciosa.




Aumentar la fuente Disminuir la fuente Enviar a un amigo Imprimir
Facebook
Google+DailymotionYouTubeTwitter