Frédéric-Auguste Bartholdi
Libertad

Libertad
Frédéric-Auguste Bartholdi (1834-1904)
Libertad
En torno a 1889
Bronce
Alt. 287; Anch. 105; P. 75 cm
© Musée d'Orsay / Alexis Brandt

Liberté [Libertad]


Obsequio del pueblo francés al pueblo americano para el centenario de la Independencia de Estados Unidos en 1876, la colosal La Libertad iluminando el Mundo se ha convertido en uno de los iconos de la escultura francesa del siglo XIX, una estatua de fama universal. Este monumento conmemorativo republicano que celebra la amistad franco-americana surgió del compromiso conjunto de Edouard Lefebvre de Laboulaye, ex-oponente al Segundo Imperio, diputado en 1871 y de Bartholdi, oriundo de Colmar, escultor oficial, ambicioso y talentoso.
Ya, entre 1867 y1869, cuando se perforó el canal de Suez, Bartholdi propuso realizar allí un faro formado por una estatua colosal de mujer, en el espíritu del mítico coloso de Rodas, del que algunos arqueólogos de la época intentan reconstituir el aspecto. Un proyecto que no trascendió, pero que iba a inspirar a Bartholdi sus primeras reflexiones en torno a la estatua de la Libertad.

Eligió una iconografía clásica, procedente de la Antigüedad grecorromana y del neo-clasicismo europeo. La forma simple, austera y compacta, dictada por las condicionantes de sus dimensiones, se acompaña de elocuentes atributos: la antorcha que aporta la luz, la Tabla de la Ley y las cadenas rotas de la servidumbre, hacen de la alegoría una imagen muy eficaz. La corona resplandeciente se inspira de la figura monumental de La Religión diseñada por Canova para la tumba del papa Clemente XIII en Roma (1787-1792). Bartholdi propone, así mismo, una imagen impactante y serena de los valores comunes a ambas repúblicas, de cada lado del Atlántico, en un mundo occidental entonces mayoritariamente monárquico. Gustave Eiffel, por su parte, realiza la estructura interna metálica.
Entre 1884 y 1885, la estatua en proceso de realización surge progresivamente del taller de la calle de Chazelles, en el distrito XVII de París, por encima de los edificios. La inauguración en la rada de Nueva York se celebra el 28 de octubre de 1886.

Esta versión reducida fue adquirida por el Estado en vida del artista, en septiembre de 1900, para el museo del Luxemburgo de París. La estatua se muestra allí hasta 1906, fecha en la que se coloca, a solicitud de la viuda del escultor, en los jardines del Luxemburgo. Allí se queda durante más de un siglo, antes de ser trasladada al museo de Orsay, heredero legítimo del museo del Luxemburgo.




Aumentar la fuente Disminuir la fuente Enviar a un amigo Imprimir
Facebook
Google+DailymotionYouTubeTwitter