Alexandre Charpentier
Louis Welden Hawkins

Louis Welden Hawkins
Alexandre Charpentier (1856-1909)
Louis Welden Hawkins
1893
Máscara de bronce
Alt. 26; Anch. 21; P. 12 cm
© RMN-Grand Palais (Musée d'Orsay) / René-Gabriel Ojéda

Louis Welden Hawkins


En la época simbolista, abundan las máscaras, en particular en escultura. Charpentier realiza por lo menos tres, en los años 1893-1894. Se trata de retratos de pintores, Hawkins y Van Rysselberghe y de un médico, el doctor Suchet. ¿Debemos ver en esta máscara la influencia de Carriès, que había explorado este tema desde hacía mucho tiempo, o la de Desbois? El paralelismo es sorprendente con Desbois. Ya que Charpentier hubiese poseído una versión en gres esmaltado (Parçay-les-Pins, museo Jules Desbois) de una de sus máscaras: La Muerte.

Louis Hawkins nació en Alemania, en 1849, de padre inglés y de madre austriaca. Se instala en Francia en torno a 1870, donde vive hasta su muerte en 1909. La estrecha amistad que le une con Charpentier, procede tal vez de la época cuando estudiaban en la Escuela de Bellas Artes.
Algunas de sus obras son reveladoras de una influencia recíproca. El modelo de la obra maestra de Hawkins, Séverine (museo de Orsay), también ha posado para Charpentier. Las máscaras del escultor obsesionan los retratos grabados del pintor. A ambos les gusta representar a los obreros trabajando: Obras en el Trocadéro, pintado en 1892 (col. part.) ha inspirado el relieve Canteros (ejemplar en el museo de Orsay).

A esta máscara, Hawkins responde ofreciendo a su amigo Procesión de las ánimas o Navidad, lienzo místico, pintado en 1893 (col. particular). La dedicatoria del cuadro es: "L W Hawkins a su amigo A. CHARPENTIER / 93".
A diferencia de las fotografías del artista, que nos muestran a un "largo Vikingo con bigote rubio" (Léon-Paul Fargue), los rasgos de Hawkins se hunden. Pese a verle prematuramente cansado, su expresión sigue siendo sorprendente.




Aumentar la fuente Disminuir la fuente Enviar a un amigo Imprimir
Facebook
Google+DailymotionYouTubeTwitter