Carl Milles
Mendiga

Mendiga
Carl Milles (1875-1955)
Mendiga
Entre 1897 y 1904
Bronce
Alt. 30,4; Anch. 17; P. 18 cm.
© ADAGP - RMN-Grand Palais (Musée d'Orsay) / Hervé Lewandowski


Mendiga

Mendiante [Mendiga]


Entre 1897 y 1904, el escultor sueco Carl Milles (pronunciar "milès") reside en París. Aunque la ciudad le entusiasme, está sorprendido por la cantidad de mendigos que piden limosna, por sus calles. Modela pues estatuitas como esta Mendiga que en su instantaneidad, tienen a su vez un valor documental y una fuerza humanista. Muestra varias en el Salón de la Sociedad nacional de Bellas Artes, de 1899.

Esta joven Mendiga, que, en el viento y el gélido invierno, sujeta su bebé abrigado, con su brazo izquierdo y tiende la otra mano a los paseantes, tan solo puede inspirar piedad y llevar a meditar sobre el destino humano. Con estas figuras naturalistas, el escultor tuvo un pequeño éxito, insuficiente sin embargo para que se le encargasen las fundiciones en gran formato. En 1903, Milles irá a Bélgica y estará sorprendido por la evidente similitud de sus preocupaciones con aquellas de Constantin Meunier.

Milles tiene su propio museo cerca de Estocolmo, Millesgården, una casa taller con un jardín que se inspira de la Antigüedad griego romana y que merece una visita.




Aumentar la fuente Disminuir la fuente Enviar a un amigo Imprimir
Facebook
Google+DailymotionYouTubeTwitter