Charles René de Saint-Marceaux
Genio guardando el secreto de la tumba

Genio guardando el secreto de la tumba
René de Saint-Marceaux
Genio guardando el secreto de la tumba
1879
Estatua en mármol
Alt. 168; Anch. 95; P. 119 cm.
© RMN-Grand Palais (Musée d'Orsay) / DR


Genio custodiando el secreto de la tumba

Génie gardant le secret de la tombe [Genio guardando el secreto de la tumba]


Testigo de la admiración de Saint-Marceaux por Italia, el Genio guardando el secreto de la tumba fue realizado tras su segunda estancia en Italia, a comienzos de los años 1870. El artista admiraba el Renacimiento y a Miguel Ángel. Su Genio está directamente inspirado de las figuras masculinas de la capilla Sixtina. El cuerpo está recogido sobre sí mismo e imponiéndose una torsión conforme a las composiciones del gran escultor del Renacimiento. Con una notable simplicidad de líneas y de movimiento, Saint-Marceaux logra, mediante la disposición de los miembros, construir una composición giratoria. El personaje se enrolla alrededor de una urna funeraria, en una pose de desafío. Contrastando con el desnudo, el velo movido por el viento, marca los volúmenes con zonas de sombra.

Tal maestría en la composición, la potente expresión, la amplia concepción, hará que el escultor sea galardonado con la medalla de honor, en 1879. La imagen fue popularizada por el grabado, hasta tal punto que durante el caso Dreyfus, la obra será recuperada para denunciar al oficial falsificador y antisemita que originó la condena del capitán. En una caricatura titulada "El coronel Henry guardando el secreto del Estado mayor", vemos a un militar protegiendo con recelo la urna de los falsos documentos, fabricados por el ejército, en una pose parecida a la del Genio de Saint-Marceaux.




Aumentar la fuente Disminuir la fuente Enviar a un amigo Imprimir
Facebook
Google+DailymotionYouTubeTwitter