Anónimo
Una partida de ajedrez

Una partida de ajedrez
Anónimo
Una partida de ajedrez
Hacia 1850
Daguerreótipo
Alt. 10,5; Anch. 16 cm.
© Musée d'Orsay, dist. RMN-Grand Palais / Patrice Schmidt

Une partie d'échecs [Una partida de ajedrez]


La escena que se reproduce aquí, no es nada casual. De minuciosa composición ante el objetivo, evoca las escenas costumbristas de la pintura o también aquellos juegos que tanto les gustaban a miembros de la burguesía del siglo XIX, cuadros vivos y demás sainetes en los que cada cual ejercía sus talentos de expresión y de transformación.
El intercambio de las miradas entre los tres hombres está estudiado con precisión. Introduce una vivacidad y un acierto, escasas veces alcanzados, en las imágenes daguerrianas, que requerían mucho tiempo de pose. La sobriedad del fondo, que nada tiene en común con el batiburrillo a menudo estereotipado de los talleres daguerrotipistas, realza la escena y subraya su carácter pictórico.

El tema, la composición y las dimensiones de este daguerrotipo anónimo, muestran a un autor talentoso, ingenioso y maestro de la técnica. Varios nombres prestigiosos fueron propuestos, sin ninguna certeza, como el de Olympe Aguado, fotógrafo aficionado de gran calidad, alumno de Gustave Le Gray. Incluso se ha llegado ha sugerir que el personaje con barbas sentado en el medio podía ser el fotógrafo Henri Le Secq, lo que hoy en día parece poco probable.
Las investigaciones llevadas a cabo permitirán sin duda que un día se encuentre al autor de esta original placa, o al menos la identidad de sus modelos.




Aumentar la fuente Disminuir la fuente Enviar a un amigo Imprimir
Facebook
Google+DailymotionYouTubeTwitter