Anonyme
Obsession 1

Obsesión 1
Anónimo
Obsesión 1
Hacia 1870
Fotocollage: cuatro revelados y elementos añadidos
Alt. 17,8; Anch. 22 cm.
© RMN-Grand Palais (Musée d'Orsay), Hervé Lewandowski

Obsession 1


En cuanto se inventa la fotografía sobre papel, aparecen los primeros desvíos de la imagen. Así mismo, el montaje de varias fotografías mediante collage se practica de un modo corriente, a partir de finales de los años 1850, en particular para los álbumes destinados al círculo de la familia, en la esfera anglosajona.

Este foto-collage corresponde a un tipo particular, con motivo ante todo de su tema teñido de violencia, y la brutalidad de su factura. Se trataba en su origen de parte de un álbum de unas cincuenta páginas, hoy dividido, pero del que el museo de Orsay ha podido reunir seis planchas en el seno de sus colecciones.
Aquí el tema de una vena sadomasoquista reanuda con una escena de ejecución. Las pinturas de mártires o de ejecuciones capitales tal vez hayan influenciado al autor. La inspiración parece proceder también del teatro: la composición, la disposición y la actitud de los modelos subrayan en efecto este carácter teatral. Tanto el juego como el humor, no dejan de estar presentes: la alternancia de las poses de un mismo figurante - de espaldas, de frente, desnudo, vestido -, el desarraigo casi total de los personajes, crean un verdadero cuadro viviente.
La inspiración pictórica parece ser más directa. El tronco, presente en varias fotografías del álbum, es idéntico al que pintó Paul Delaroche en Lady Jane en el momento del suplicio, una obra bastante ampliamente difundida mediante el grabado y la fotografía. De modo que es posible que el autor haya recortado este elemento a partir de una imagen de edición.

Pocos elementos precisos son conocidos sobre el origen de esta obra. ¿El autor es el modelo masculino, a veces verdugo, a veces mártir? ¿La mujer arrodillada es un modelo profesional? O, como su sumisión desengañada y morosa lo deja pensar, se presta a las extrañas solicitudes de un miembro de su familia. Muchas preguntas quedan sin respuesta.
Sea lo que fuera, la rareza de semejante imagen, su tema, sus vínculos con la pintura y el teatro, la desviación de obras de arte y las poses clásicas, subrayan la creatividad de su autor y revelan la variedad de los usos fotográficos a mitades del siglo XIX, al margen de los circuitos comerciales y oficiales.




Aumentar la fuente Disminuir la fuente Enviar a un amigo Imprimir
Facebook
Google+DailymotionYouTubeTwitter