Anonyme
Palacio rosa

Palacio rosa, residencia del conde Robert de Montesquiou: la fuente
Anonyme
Palacio rosa, residencia del conde Robert de Montesquiou: la fuente
Entre 1910 y 1913
Revelado fotomecánico (heliograbado)
Alt. 14; Anch. 9 cm
© RMN-Grand Palais (Musée d'Orsay) / Hervé Lewandowski

Palais rose, résidence du comte Robert de Montesquiou: la vasque [Palacio rosa, residencia del conde Robert de Montesquiou: la fuente]


Fue en 1906 que el conde Robert de Montesquiou-Fezensac (1855-1921) adquiere en el Vésinet, cerca de París, el Palacio rosa. La mansión, manifiestamente inspirada del Gran Trianón de Versalles y de la que desconocemos el nombre del arquitecto, había sido construida en 1897, por cuenta del armador Schweitzer, primo del famoso doctor. Luego pasó a ser de un millonario hindú que nunca la habitó.
En sus memorias, Les pas effacés (1923), Montesquiou recuerda cual fue su reacción cuando vio por primera vez el Palacio rosa: ¡Qué me muera [...] si esta casa improbable, imposible, y sin embargo real, no es mía mañana!". Antes de instalarse en ella, el conde procedió a importantes obras: hizo erigir, en un terreno lindante, un edificio destinado a recibir su biblioteca, al que da el nombre de "Hermitage", y en el centro del jardín, un pequeño edificio con columnas inspirado por el templo de Amor del Petit Trianon (Versalles). El estanque ubicado en él estaba formado por la famosa fuente de mármol rosa. Este elemento pasa en dicha época por haber servido de bañera a Madame de Montespan y más tarde a Madame de Pompadour. La fuente en la actualidad ha regresado al castillo de Versalles. Montesquiou cuenta: "aquí lloraban y jugaban las ondas, y por la noche, la electricidad, acorralada bajo la cúpula, hacía aparecer en el centro de este paisaje, como un kiosco luminoso, sostenido por ocho columnas de sombra".




Aumentar la fuente Disminuir la fuente Enviar a un amigo Imprimir
Facebook
Google+DailymotionYouTubeTwitter