Edouard Baldus
Vista de la estación de Picquigny

Vista de la estación de Picquigny
Edouard Baldus (1813-1889)
Vista de la estación de Picquigny
1855
Epreuve sur papier salé à partir d'un négatif papier
Alt. 33; Anch. 44 cm
© RMN-Grand Palais (Musée d'Orsay) / DR

Vue de la gare de Picquigny [Vista de la estación de Picquigny]


En 1855, con motivo de la Exposición Universal, la reina Victoria acude a Francia, donde le escolta, de Boulogne-sur-Mer a París, el emperador Napoleón III. Para marcar esta visita el barón James de Rothschild, presidente y principal accionista del Ferrocarril del Norte, tuvo la idea de obsequiarle con un álbum de recuerdo que muestra las principales etapas de su viaje en tren.

Edouard Baldus es el autor de casi todas las planchas de gran formato de este álbum. Se había ilustrado como un maestro de la vista arquitectónica y paisajística, en particular durante la "Misión heliográfica" de 1851. Fue el primer fotógrafo que supo mostrar el paisaje francés transformado por la arquitectura metálica. La vista de la estación de Picquigny es, por su amplitud y su lirismo, un notable símbolo de esta arquitectura y de estos paisajes de los tiempos modernos, que interesarán posteriormente a los pintores, Monet a Signac.

Las fotografías del álbum de la reina son de las más bellas de Baldus. Su estilo ha alcanzado su madurez: una visión clásica, un equilibrio encontrado entre el documento y la obra de arte, entre la pura descripción y el pintoresco. En casi todos estos revelados, el tema se encuentra situado a media distancia, con un primer plano amplio y vacío, en la parte inferior de la imagen. Este leve retroceso instala una atmósfera tranquila y contemplativa. Este primer plano también está utilizado para atraer al espectador y llevarle hacia el motivo principal. Aquí, los raíles, estrechos y lisos, acompañan la mirada hasta los edificios de la estación.

El álbum regalado a la reina Victoria se encuentra hoy conservado en el castillo de Windsor. Un álbum del Ferrocarril del Norte de un estilo más corriente, fue sin duda distribuido a los accionistas de la compañía. Pero esta imagen procede de un tercer tipo de álbum que podría haber pertenecido al emperador, aunque otro ejemplar de fuente imperial está conservado en el museo del castillo de Compiègne.




Aumentar la fuente Disminuir la fuente Enviar a un amigo Imprimir
Facebook
Google+DailymotionYouTubeTwitter