Rosa Bonheur
Labranza en nivernés

Labranza en nivernés,  también llamado El Sombreado
Rosa Bonheur (1822-1899)
Labranza en nivernés, también llamado El Sombreado
1849
Óleo sobre lienzo
Alt. 1,34; Anch. 2,6 m.
© RMN-Grand Palais (Musée d'Orsay) / DR

Labourage nivernais, dit aussi Le Sombrage [Labranza en nivernés, también llamado El Sombreado]


Fechada de 1849, esta escena describe la primera labranza, llamada el "sombreado", que se realiza a comienzos del otoño y que abre la tierra, para que se ventile durante el invierno. Vemos en una pradera en medio de unos acertados valles, cercada por un cerro boscoso, dos tiros de bueyes arrastrando pesados arados y girando la tierra de un campo del que percibimos los surcos ya levantados.

Todo el interés se concentra en el tiro del primer plano, sobre estos bueyes del Charolés-Nivernés cuyo pelaje claro, rojizo y blanco, está realizado por la luz fría y clara que envuelve toda la escena. Se trata en primer lugar de una escena de animales, cuyos héroes son los mismos bueyes, dejando poco espacio al hombre: el ganadero parece bastante pequeño en este lienzo. Es un himno a la labor campestre cuya grandeza está todavía más magnificada que resulta fácil de oponerlo, en estos días que siguen la revolución, a las infamias de la ciudad. También es un reconocimiento de la provincia, aquí el Nivernés, de sus tradiciones agrícolas y de sus paisajes.

Todo ello logró que esta obra realista fuera casi por unanimidad alabada por la crítica. El Estado que la encargó a Rosa Bonheur en 1848 para el museo de Lyon, optó por conservarla en París, en el museo del Luxemburgo. Después entró en el Louvre tras la muerte de la artista, rica y famosa, en Francia, en Inglaterra, pero sobre todo en Estados Unidos, antes de añadirse a las colecciones del museo de Orsay.




Aumentar la fuente Disminuir la fuente Enviar a un amigo Imprimir
Facebook
Google+DailymotionYouTubeTwitter