Paul Gauguin
Arearea

Arearea también llamado Jocosidades
Paul Gauguin (1848-1903)
Arearea también llamado Jocosidades
1892
Óleo sobre lienzo
Alt.. 75; Anch. 94 cm.
© RMN-Grand Palais (Musée d'Orsay) / Hervé Lewandowski

Arearea [Jocosidades]


En su búsqueda de rastros de un modo de vida primitivo, Gauguin realiza una primera estancia en Tahití a partir de abril de 1891. Allí se inspira de lo que ve, pero también de cuentos locales o de antiguas tradiciones religiosas, para representar escenas imaginarias. Arearea es representativa de estas obras donde se funden sueño y realidad.

En el primer plano, encontramos varios motivos, sin duda observados ya que son recurrentes en los cuadros de este periodo: dos mujeres sentadas en el centro, el árbol que recorta el plano del cuadro y el perro rojo. El cielo ha desaparecido, la sucesión de planos verde, amarillo y rojo forma la armadura de la composición.
En la escena del segundo plano, inventada, mujeres rinden culto a una estatua. Gauguin ha ampliado un motivo pequeño maori a la dimensión de un gran buda e imagina un rito sagrado. El conjunto da lugar a un universo de encanto armonioso y melancólico, donde los hombres viven bajo la protección de los dioses, en medio de una frondosa naturaleza, en una Polinesia arcaica e idealizada.

Arearea forma parte de un conjunto de cuadros tahitianos mostrados en París en noviembre de 1893. Gauguin quiere convencer de la pertinencia de su búsqueda exótica. Sin embargo, la exposición no provoca el entusiasmo esperado por el artista. Sus títulos en idioma tahitiano irritan a muchos de sus amigos y el perro rojo también desencadena numerosos sarcasmos. Gauguin considera, no obstante, Arearea como uno de sus mejores lienzos, llegando incluso a comprarlo él mismo en 1895, antes de abadonar Europa definitivamente.




Aumentar la fuente Disminuir la fuente Enviar a un amigo Imprimir
Facebook
Google+DailymotionYouTubeTwitter