Othon Friesz
Retrato de Karin

Retrato de Karin
Othon Friesz (1879-1949)
Retrato de Karin
1939
Óleo sobre lienzo
Alt. 53; Anch. 46 cm
© ADAGP – RMN-Grand Palais (Musée d'Orsay) / Hervé Lewandowski

Portrait de Karin [Retrato de Karin]


El modelo de este retrato, Karin (1927-2005), es la hija mayor de Max Kaganovitch (1891-1978), un eminente marchante y coleccionista. En 1939, éste pide a Friesz que realice el retrato de sus dos hijas. El marchante pues solicita un artista reconocido. En aquella época sus obras se mostraban, coleccionaban y compraban mucho, en los museos del mundo entero...
El retrato de Karin es ejemplar del proyecto de "reconstrucción de la pintura para su uso propio" desarrollado por el artista, a partir de los años 1920. Se llama la atención hacia el rostro y la mirada decidida de la niña. El enfoque de cerca garantiza una fuerte presencia al modelo. El dispositivo hace pensar en los retratos de infantas de Velázquez, mientras que el tratamiento del fondo evoca los drapeados y puestas en escena barrocas. Recuerda también la tradición del retrato real y aristocrático.
La composición frontal y piramidal, de una gran claridad, proporciona a este retrato su monumentalidad. La factura contribuye también al efecto de estabilidad buscada: pinceladas anchas y espesas, uso abundante del negro. Esta construcción no excluye sin embargo el movimiento. Pese a que la niña esté inmóvil, su descentrado hacia la izquierda, los pliegues del vestido vigorosamente cepillados, introducen una nota de animación.

Este retrato es muy tardío, respecto al periodo histórico normalmente cubierto por las colecciones del museo de Orsay, de 1848 a 1914. Sin embargo, encuentra muy naturalmente su sitio, junto a los padres de Karin pintados por Cuno Amiet, perpetuando de este modo el homenaje rendido a estos grandes donantes de los museos nacionales.




Aumentar la fuente Disminuir la fuente Enviar a un amigo Imprimir
Facebook
Google+DailymotionYouTubeTwitter