Jean-Léon Gérôme
La baronesa Nathaniel de Rotschild

Retrato de la baronesa Nathaniel de Rotschild
Jean-Léon Gérôme (1824-1904)
Retrato de la baronesa Nathaniel de Rotschild
1866
Óleo sobre madera
Alt. 49,6; Anch. 35,8 cm.
© RMN-Grand Palais (Musée d'Orsay) / Hervé Lewandowski

Portrait de la baronne Nathaniel de Rotschild [Retrato de la baronesa Nathaniel de Rotschild]


Criada rodeada por los artistas que recibían sus padres, la baronesa Charlotte de Rotschild (1825-1899), que contraerá nupcias con su primo Nathaniel (1812-1870) en 1842, fue acogida favorablemente en el mundo de los músicos y de los pintores. En 1835, Frédéric Chopin, su profesor de piano, le dedica uno de los dos valses de su opus 69. Más interesada por las artes plásticas que por la música, ella se convierte en acuarelista y participa regularmente en el Salón y en las exposiciones de la Sociedad de Acuarelistas. También es conocida por haber sido una coleccionista de gustos variados, tal como testimonia el ecléctico y lujoso decorado que sirve de marco a la baronesa en este cuadro.

Este retrato, pintado por Gérôme en 1866, rinde homenaje al retrato de la madre de la modelo, Betty (1805-1886), que Ingres realiza en 1848 (colección privada). El artista recurre a una técnica idéntica al de su antecesor, lisa y precisa, con efectos suntuosos como en los reflejos tornasolados del vestido. Gérôme retoma igualmente la posición de la mano que sostiene el mentón.

Los retratos femeninos de Gérôme son raros, este es el primero que entra en las colecciones del Museo de Orsay y el tercero registrado en los inventarios de las colecciones nacionales francesas. Es un testimonio de la sociedad parisiense de mediados del siglo XIX y de una de sus más ilustres figuras, la baronesa Nathaniel de Rotschild.




Aumentar la fuente Disminuir la fuente Enviar a un amigo Imprimir
Facebook
Google+DailymotionYouTubeTwitter