Jules Breton
La bendición del trigo

La bendición del trigo en Artois
Jules Breton (1827-1906)
La bendición del trigo en Artois
1857
Óleo sobre lienzo
Alt. 128; Anch. 318 cm
© RMN-Grand Palais / Gérard Blot / Christian Jean

La bénédiction des blés en Artois [La bendición del trigo en Artois]


Presentado en el Salón de 1857, en mismo tiempo que Cosechadores de Millet, por este amplio cuadro permitió a Jules Breton ser galardonado con una medalla de segunda clase. Marca de consagración oficial para un artista todavía joven, la obra fue incluso adquirida por el Estado para el museo del Luxemburgo. Cabe señalar que esta representación de la vida rústica es agradable, comparada con la visión más realista de Millet.

Asistimos a una procesión de Rogativas, que se celebra en los tres días anteriores a la Ascensión. En los alrededores de Courrières, el pueblo natal de Breton, las chicas de primera comunión, el clero, los notables locales recorren el campo para atraer la bendición celestial sobre las futuras cosechas. La escena pone a la luz el lugar importante del cristianismo en la vida rural.

El artista ha multiplicado los estudios precisos de la indumentaria o de los rostros. Privilegia una composición en friso, que no deja de tener una relación con Un entierro en Ornans de Courbet. Pero si este último ha tratado con atrevimiento un tema contemporáneo con las figuras en tamaño real de la pintura de historia, Breton pinta los personajes en pequeño formato y se mantiene pues en el registro de la escena costumbrista. Fue a este aspecto anecdótico que debió sus innumerables éxitos tanto en Francia como en Estados Unidos. Convertido en miembro de la Academia de Bellas artes en 1886, Breton aparece entonces como el artista oficial de la vida campesina.




Aumentar la fuente Disminuir la fuente Enviar a un amigo Imprimir
Facebook
Google+DailymotionYouTubeTwitter