Camille Pissarro
La Casa de la Folie en Eragny

La Casa de la Folie en Eragny
Camille Pissarro (1830-1903)
La Casa de la Folie en Eragny
1885
Óleo sobre lienzo
Alt. 73; Anch. 60,5 cm
© RMN-Grand Palais (Musée d'Orsay) / Gérard Blot

La maison de la Folie à Eragny [La Casa de la Folie en Eragny]


Materialmente difíciles para Pissarro, los años 1880-1885 marcan una cierta evolución en su manera de pintar. Ésta depende tanto de la reflexión llevada en común en el seno del grupo de Pontoise (Cézanne, Gauguin, Guillaumin) como de sus investigaciones personales sobre la luz y sus efectos.
En 1882, Pissarro ha dejado Pontoise por Osny, antes de instalarse en Eragny-sur-Epte, en 1884. Acabará aquí sus días en una casa comprada en 1892. La casa de la Folie data de su llegada a Eragny.
Como La casa del ahorcado de Cézanne (1873, museo de Orsay), el título corresponde a la toponimia tradicional del lugar y subraya el arraigamiento de la obra a una memoria y un terruño, peculiares. La composición, sin apertura de perspectiva obviamente afirmada, es característica de los cuadros de este periodo. Gauguin iba a explotar mucho, incluso en 1885, este tipo de organización plástica donde las zonas se imbrican más que se hunden en el paisaje. Desencadena una especie de torpeza misteriosa, de gran silencio. En el primer plano la línea de la barrera, muy japonesa en su irrupción y su cesura, anuncia también algunos de los futuros cuadros de Gauguin y de Cézanne.
Pese a que la densidad de la composición sorprende, su vibración luminosa marca también debido a su intensidad. Los colores son de un acertado ardor y estremecimiento, lejos de la melancolía presente en las obras de su periodo anterior. Verdes claros, amarillos ácidos, anaranjados y malvas, componen una paleta que parece fomentar la adhesión de Pissarro, al año siguiente, al neo-impresionismo de Seurat y de Signac.




Aumentar la fuente Disminuir la fuente Enviar a un amigo Imprimir
Facebook
Google+DailymotionYouTubeTwitter