Emile-René Ménard
La edad de oro

La edad de oro, parte izquierda
Emile-René Ménard (1862-1930)
La edad de oro, parte izquierda
1908
Óleo sobre lienzo
Alt. 352; Anch. 287 cm.
© DR - RMN-Grand Palais (Musée d'Orsay) / Jean Schormans

L'âge d'or [La edad de oro]


Emile-René Ménard, educado con la admiración de la Grecia antigua, nunca cesó de evocar su literatura y sus paisajes, en los numerosos decorados que le fueron encargados por el Estado, para los monumentos públicos, después de 1900. Caídas en desaprecio, estas múltiples evocaciones líricas se quitaron de los lugares para los que fueron diseñadas. Esto permitió al museo de Orsay presentar cerca de una decena de cuadros monumentales, realizados entre 1908 y 1913 para distintas salas de la facultad de Derecho de París. Entre estos, seis (de hecho tres dípticos titulados Sueño antiguo, La edad de oro y La vida pastoral), que fueron presentados en el Salón de la Sociedad nacional de bellas artes de 1909, habían sido diseñados para ser instalados de cada lado de las puertas monumentales de la Sala de Actos, donde se mantuvieron hasta las transformaciones arquitectónicas de 1970.
La edad de oro, opone, con una marcada voluntad simbolista, los mundos masculino y femenino, transponiéndolos en la Antigüedad. El área de actuación es el del hombre, representado desnudo, en pié al lado de su caballo, y conversando con uno de sus compañeros; en paralelo, él del pensamiento, con una mujer vestida a la antigua, sola, sentada, contemplando la inmensidad del lago a sus pies. El paisaje que rodea a los personajes subraya el destino que les espera: la mujer prisionera de su estuche verde, el hombre libre en un paisaje abierto, dominado por el despegue del roble simbólico, en la derecha.




Aumentar la fuente Disminuir la fuente Enviar a un amigo Imprimir
Facebook
Google+DailymotionYouTubeTwitter