Honoré Daumier
El martirio de san Sebastian

El martirio de san Sebastian
Honoré Daumier (1808-1879)
El martirio de san Sebastian
Hacia 1849
Óleo sobre madera
Alt. 32; Anch. 22 cm
© RMN-Grand Palais (Musée d'Orsay) / Hervé Lewandowski

Le martyre de saint Sébastien [El martirio de san Sebastian]


En febrero de 1849, la dirección de Bellas artes encarga a Daumier un cuadro cuyo tema fue dejado libre. Éste propone un Martirio de san Sebastian y entrega en mayo de 1852 un gran lienzo (250x150 cm) que fue en seguida enviado a la iglesia de Lesges, un pequeño municipio del Aisne. Redescubierto en 1979, este cuadro está hoy conservado en el museo de Soissons. En cuanto a este bello boceto, fue encontrado en una colección privada en 1978.

A finales de los años 1840, Daumier era un maestro de la caricatura, pero todavía ha abordado muy poco la pintura. Delacroix es indudablemente uno de los modelos que le inspiran en esta nueva ambición. Así mismo, con El martirio de san Sebastian, Daumier abarca no solo un tema religioso, hecho inusual, sino va hasta reutilizar un tema ya tratado por Delacroix. Sin embargo, no se trata en absoluto de una copia o de un pastiche, tanto Daumier adapta libremente el universo codificado de la pintura religiosa. El tratamiento del cuerpo del mártir, por ejemplo, se aproxima de algunas de sus litografías. El carácter a la Rubens, del ángel reaparece en composiciones satíricas realizadas para los Idilios parlamentarios (1850-1851).
Estas correspondencias entre pintura y caricatura encuentran su expresión más irónica en diciembre de 1849 en una litografía del Charivari. Ésta representa al doctor Véron, un ex-interno de los hospitales de París convertido en director de la Ópera de París, en Nuevo san Sebastian Todos estos elementos dejan entrever la dimensión política del tema, posible metáfora del destino de la Segunda República.




Aumentar la fuente Disminuir la fuente Enviar a un amigo Imprimir
Facebook
Google+DailymotionYouTubeTwitter