Henri-Edmond Cross
Tarde en Pardigon

Tarde en Pardigon
Henri-Edmond Cross (1856-1910)
Tarde en Pardigon
1907
Óleo sobre lienzo
Alt. 81; Anch. 65 cm
© RMN-Grand Palais (Musée d'Orsay) / Gérard Blot

Après-midi à Pardigon [Tarde en Pardigon]


Para Henri-Edmond Cross, la práctica del paisaje está estrechamente relacionada con sus investigaciones sobre la luz y el color. Como lo ha apuntado Maurice Denis, toma "el partido de representar el sol, no mediante la decoloración sino por la exaltación de los colores y la franqueza de las oposiciones".

A Cross le gusta una naturaleza cálida y soleada, y habla en sus cuadernos de la "magia del sol" del mediodía mediterráneo. Fue además uno de los primeros pintores en trabajar con frecuencia en esta región.
La técnica de la pincelada dividida y de la yuxtaposición de colores puros sigue siendo para el la manera de sugerir el resplandor de la luz. Se aleja del divisionismo de Seurat por su enfoque más intuitivo. De modo que la forma de la pincelada contribuye a proporcionar un ritmo y un equilibrio a la composición. Por fin, el empleo de colores arbitrarios y deslumbrantes lo aproxima de los jóvenes pintores fauves hacia 1905, y en particular de Matisse, que inicia a la técnica neoimpresionista.




Aumentar la fuente Disminuir la fuente Enviar a un amigo Imprimir
Facebook
Google+DailymotionYouTubeTwitter