Vincent van Gogh
La arlesiana

La Arlesiana
Vincent van Gogh (1853-1890)
La Arlesiana
1888
Óleo sobre lienzo
Alt. 92,3; Anch. 73,5 cm.
© RMN-Grand Palais (Musée d'Orsay) / DR

L'arlésienne [La arlesiana]


Esta Arlesiana, la Señora Ginoux, es la arrendataria del Café de la Estación de Arles y estuvo con frecuencia en contacto con los artistas, en particular Gauguin y Van Gogh. El primero también la representó, mientras que el segundo, que vivió en su casa cuando llegó a Arles, seguiría cerca de ella durante toda su estancia. Sufriendo ella misma de "crisis nerviosas", la Señora Ginoux atiende a Van Gogh cuando fue hospitalizado, en diciembre de 1888.

Evocando varias veces la belleza de las mujeres vestidas con el traje regional, en su correspondencia, escribe a su hermano Théo: "Por fin tengo una Arlesiana, una figura lista dentro de una hora, fondo limón pálido, el rostro gris, la indumentaria negra, negra negra, azul de Prusia realmente crudo. Se apoya encima de una mesa verde y está sentada en un sillón de madera anaranjado".
La búsqueda de tipos populares y la obsesión por el retrato se combinan en la Arlesiana. Pese a ser de imponente tamaño, este cuadro tan sólo requirió una hora para su ejecución, la rapidez de la pincelada contrastando con la pose meditativa.
Sin esconder los defectos físicos, que incluso tiene tendencia en acentuar para revelar más la profunda humanidad del modelo en lo que tiene de único, el pintor aísla su figura sobre un fondo amarillo casi chillón, viviente icono provenzal.




Aumentar la fuente Disminuir la fuente Enviar a un amigo Imprimir
Facebook
Google+DailymotionYouTubeTwitter