Edouard Vuillard
Las lilas

Los lilas
Edouard Vuillard (1868-1940)
Los lilas
Hacia 1899; retomado por el artista en 1908
Pintura a la cola sobre lienzo
© Musée d'Orsay, dist. RMN-Grand Palais / Patrice Schmidt


La alameda

Les lilas [Las lilas]


Fiel al precepto del grupo de los Nabis, fundado en 1888 y al que pertenece junto a Maurice Denis, Paul Sérusier, Pierre Bonnard o Ker-Xavier Roussel, Edouard Vuillard, sigue buscando, tras la dispersión del movimiento alrededor de 1900, "muros por decorar". Esta ambición se realiza lo más a menudo en el marco de encargos de decoraciones privadas. Como es el caso de las Lilas.

Amigos del pintor con los que viaja a España en 1901, los príncipes Emmanuel y Antoine Bibesco se dirigen a Vuillard para decorar su apartamento parisino. Las lilas reflejan el entorno refinado de sus comanditarios, amigos de Marcel Proust. En efecto, Vuillard pone aquí en escena sus amigos cercanos como Misia Natanson, musa de los Nabis, esposa del director de la vanguardista Revue blanche, mientras que en la izquierda aparecía en un primer momento el pintor Nabi Félix Vallotton.
La escena, realizada en una materia mate con la técnica de la pintura a la cola, está inmersa en una suave luz filtrada por la frondosidad, un motivo muy apreciado por los impresionistas. La posición de Misia y el movimiento de su amplia indumentaria forman un arabesco con carácter decorativo.

Unos años más tarde, Emmanuel Bibesco pide a Vuillard dos otros paneles para el comedor de su nuevo apartamento. El artista pinta entonces La alameda y El almiar, que también forman parte de la colección del museo de Orsay. Sin duda con una preocupación de armonización, Vuillard retoma entonces Las lilas que retoca, substituyendo Vallotton por ambos personajes indefinidos que podemos observar hoy.




Aumentar la fuente Disminuir la fuente Enviar a un amigo Imprimir
Facebook
Google+DailymotionYouTubeTwitter