Henri Ottmann
La estación del Luxemburgo en Bruselas

La estación del Luxemburgo en Bruselas
Henri Ottmann (1877-1927)
La estación del Luxemburgo en Bruselas
1903
Óleo sobre lienzo
Alt. 80; Anch. 110 cm.
© RMN-Grand Palais (Musée d'Orsay) / Gérard Blot

La gare du Luxembourg à Bruxelles [La estación del Luxemburgo en Bruselas]


Henri Ottmann trabaja en Bruselas, en los primeros inicios del siglo XX. Fue en esta ciudad donde mostró por primera vez, en la Libre Esthétique en 1903, tres vistas de la estación del Luxemburgo realizadas bajo diversas condiciones atmosféricas (viento, hielo, nubla). Según todas las apariencias, este cuadro se encontraba entonces en este envío.  

La estación del Luxemburgo sigue existiendo. Desde aquí salen los trenes para Namur y el Sur del país. Se trata sin duda de una obra realizada, o por lo menos empezada, al aire libre. Para su composición, el pintor se colocó encima de un puente que cruza las vías.
En sus obras fechadas de antes de la Primera Guerra Mundial, el artista se beneficia de las lecciones del impresionismo. Aquí, el color nos hace pensar en Renoir, al que Ottmann tanto admiraba, pero también pensamos en Monet, del que utiliza el motivo de la señal que emerge bruscamente del marco (La estación Saint Lazare: señales, 1877, Hanóver, Niedersachsisches Landesmuseum). La vista en picado libera en el primer plano un amplio espacio donde el artista juega con la repetición del motivo de los rieles, tratado de manera puramente decorativa. Ottmann desea crear grandes composiciones ornamentales, a partir de temas modernos. La estación del Luxemburgo en Bruselas muestra un testimonio de dicha ambición, a pesar de sus dimensiones relativamente modestas.




Aumentar la fuente Disminuir la fuente Enviar a un amigo Imprimir
Facebook
Google+DailymotionYouTubeTwitter