Claude Monet
La estación Saint-Lazare

La estación Saint-Lazare
Claude Monet (1840-1926)
La estación Saint-Lazare
1877
Óleo sobre lienzo
Alt. 75; Anch. 104 cm.
© RMN-Grand Palais (Musée d'Orsay) / Hervé Lewandowski

La gare Saint-Lazare [La estación Saint-Lazare]


Monet acababa de dejar Argenteuil para instalarse en París. Tras varios años pintando en el campo, se interesa en los paisajes urbanos. En el momento en que los críticos Duranty y Zola incitan a los artistas a pintar su época, Monet busca diversificar su inspiración y quiere ser considerado, al igual que Manet, Degas y Caillebotte, como un pintor de la vida moderna.

En 1877, cuando se muda al barrio de la Nouvelle Athènes, Claude Monet solicita la autorización de trabajar en la estación Saint-Lazare, que marca uno de los límites. En efecto, era el lugar ideal para quien buscara los efectos cambiantes de la luminosidad, la movilidad del tema, las nubes de vapor y un motivo radicalmente moderno. Sigue luego una serie de pinturas con puntos de vista diferentes, por ejemplo, vistas del amplio vestíbulo. A pesar de la geometría aparente de la arquitectura metálica, aquí prevalecen los efectos coloreados y luminosos más que la descripción detallada de las máquinas o de los viajeros. Algunas zonas, verdaderos trozos de pintura pura, conducen a una visión casi abstracta. Este lienzo fue muy apreciado por otro pintor de la vida moderna, Gustave Caillebotte, cuya ejecución solía oponerse a la de Monet.




Aumentar la fuente Disminuir la fuente Enviar a un amigo Imprimir
Facebook
Google+DailymotionYouTubeTwitter