48/14, La revue du musée d'Orsay número 20, primavera 2005

48/14. La revue du Musée d'Orsay
Collectif, Serge Lemoine, direction
Musée d'Orsay / Réunion des musées nationaux - 2005
en rústica
Francés
11 € - disponible

Estudios


Parahi te marae: ¿dónde está el templo?
por Dario Gamboni, profesor de Historia del Arte en la universidad de Ginebra
¿Cómo utilizó Gauguin las fuentes polinesias? ¿En qué concuerda su pintura, en la que abundan zonas indecisas y ambigüedades, con el funcionamiento y los ritos propios de esta cultura extranjera? A partir de un cuadro famoso, Dario Gamboni extrae algunas claves olvidadas y brinda una nueva interpretación del periodo tahitiano de Gauguin.

En pos de lo mejor: ¿una divisa nabi?
por Thérèse Barruel
La pintura decorativa, mural y monumental ha sido desde un inicio un campo de actividad prioritario de los nabis. Tal como Seurat diez años antes, consideraban que era preciso superar el modelo de Puvis de Chavannes. A principios de la década de 1890, Maurice Denis y Ker-Xavier Roussel intentan incluso asociarse al nuevo auge de los decorados municipales para los que se convocaban entonces numerosos concursos.

Sada Yacco en la Exposición Universal de 1900: entrada en escena del cuerpo japonés en Occidente
por Sophie Jacotot, doctorante en Historia en la universidad París I Sorbona
Las Exposiciones Universales fueron siempre la ocasión de descubrir, con una adaptación a Europa, las tierras lejanas, sobre todo el Lejano Oriente. La coreografía exótica era uno de los accesos privilegiados a ese mundo distinto. La bailarina Sada Yacco, a pesar de la modernidad de su estilo, encarnaría el Japón antiguo y legendario hacia 1900, en un contexto caracterizado por el agravamiento de las tensiones internacionales.

Un Salón de Babel: la primera exposición de la Sociedad de Artistas Independientes
por Dominique Lobstein, encargado de estudios documentales en el Museo de Orsay
La exposición de los Independientes, Salón alternativo "sin jurado ni recompensa", se ha hecho famosa por haber dado a conocer a Seurat y Signac a mediados de la década de 1880, en plena recomposición del paisaje artístico e institucional. Sin embargo, viéndolo más de cerca, como nos invita a hacerlo Dominique Lobstein, la ambición de sus organizadores no era precisamente promover una estética única.

Nuevas adquisiciones


Aumentar la fuente Disminuir la fuente Enviar a un amigo Imprimir
Facebook
Google+DailymotionYouTubeTwitter