La naturaleza sorprendida in fraganti.
Fotografías de Charles Aubry (1811-1877)

ARCHIVO
2011

Fotografía
Charles AubryMembrillos© Musée d'Orsay, dist. RMN-Grand Palais / Patrice Schmidt
"ALTEZA, Para facilitar el estudio de la naturaleza, la he sorprendida in fraganti y aporto, a los obreros, modelos que deben hacer crecer el arte industrial, algo comprometido por la cartera insuficiente de las escuelas de dibujo". Abriendo la dedicatoria de un álbum obsequiado al Príncipe imperial, estas líneas resumen las ambiciones, las estrategias y el contexto de un proyecto emblemático de la aventura de la fotografía bajo el Segundo Imperio: aquella de un dibujante de modelos para tejidos que, en 1864 con 53 años de edad, dejaba su profesión para fundar un taller de moldeado y de fotografía de vegetales.

Alentado por el éxito de Adolphe Braun diez años antes, Aubry esperaba hacer fortuna proporcionando, tanto a las escuelas de dibujo, como a los dibujantes industriales, una alternativa a los modelos grabados y litografiados. Debido a un clima de competencia con Inglaterra, su producción se integraba entonces el centro de intensos debates, sobre la situación de las artes aplicadas en Francia, cuya calidad juzgada en declive, se imputaba a un sistema de enseñanza del dibujo que convenía reformar. Pero el encargo oficial esperado no llegó, y al año siguiente se declaró la quiebra.

Comisario

Thomas Galifot, conservateur au musée d'Orsay

22 abril - 28 agosto 2011
Musée d'Orsay
Salle 17
Salle 21

Aumentar la fuente Disminuir la fuente Enviar a un amigo Imprimir
Facebook
Google+DailymotionYouTubeTwitter